Toyota podría recibir multa récord en EE.UU.

Fábrica de Toyota
Image caption Toyota tiene dos semanas para acceder a abonar la sanción o recurrirla.

El Departamento de Transporte de Estados Unidos propuso este lunes imponer una multa récord de US$16,4 millones a la automotriz Toyota por no advertir a tiempo sobre los fallos en el sistema de aceleración en varios de sus modelos, que provocaron en enero la retirada del mercado de millones de automóviles.

La empresa japonesa puede recurrir ante los tribunales la sanción.

De confirmarse, se trataría de la mayor multa contra un fabricante de automóviles impuesta por el órgano regulador del sector, la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico en Autopistas.

El Departamento de Transporte de EE.UU. acusó a Toyota de no comunicar el defecto en sus automóviles durante más de cuatro meses a pesar de que conocía el riesgo potencial para los consumidores.

"La ley obliga a los fabricantes a notificar en menos de cinco días laborables la existencia de un fallo de este tipo", dijo el secretario de Transporte, Ray LaHood, en un comunicado.

"Toyota ocultó a sabiendas durante meses a la Administración de EE.UU. un defecto peligroso en sus automóviles y no tomó medidas para proteger a millones de conductores y a sus familias. Por estos motivos, estamos estudiando la imposición de la máxima sanción posible permitida por la ley".

La mayor multa impuesta hasta ahora ascendía a US$1 millón y recayó sobre General Motors por un fallo en el limpiaparabrisas de sus modelos de los años 2002 y 2003.

Fallos por motivo desconocido

Toyota tiene desde este lunes dos semanas para acceder a abonar la sanción o recurrirla. Si las dos partes no llegan a un acuerdo podrían acudir a los tribunales. En un comunicado, la compañía japonesa afirmó que no ha recibido aún la carta de las autoridades estadounidenses y añadió que está tomando medidas para rectificar los defectos.

Aún no se conoce la causa de los fallos que han causado accidentes en los que han muerto al menos 51 personas en EE.UU. en la última década.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, dijo que, ante la falta de resultados arrojada por la investigación interna en Toyota, el gobierno de EE.UU. ha convocado a varios expertos de la NASA con el objetivo de aclarar la causa de la aceleración repentina que provoca que los conductores pierdan el control de sus automóviles.

Lea también: la Nasa investigará a Toyota

Se espera que ese trabajo tome 15 meses y que arroje recomendaciones para que las autoridades puedan garantizar la seguridad de los autos con sistemas electrónicos de control.

La sanción se impondría únicamente por los problemas del acelerador, según el comunicado, aunque no descarta que se penalice más severamente a la compañía si la investigación descubre más violaciones de la ley.

Toyota ha retirado más de 2,3 millones de automóviles en EE.UU. por fallos en el pedal de aceleración y más de ocho millones en todo el mundo por diversos problemas, entre ellos el defecto en el acelerador.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.