Kirguistán: presidente teme por su vida

Duelo en Kirguistán
Image caption Cientos de personas se reunieron para rendir homenaje a los muertos en las revueltas de los últimos días

El presidente de Kirguistán declaró a la BBC que teme que será asesinado si regresa a la capital del país, Bishkek, de donde huyó el pasado miércoles al comenzar la sangrienta revuelta.

Hablando desde un lugar secreto desde Jalalabad, al sur del país, Kurmanbek Bakiyev dijo que las fuerzas armadas de la oposición apuntan hacia él desde que se iniciaron los levantamientos el pasado miércoles y que continúa siendo el presidente legítimo del país. Insiste en que no renunciará.

Lea: El presidente de Kirguistán no dimitirá

El presidente teme que sus enemigos estén tratando de localizarlo para acabar con su vida y dijo que la revuelta en la capital había sido organizada en colaboración con países extranjeros, aunque se negó a a decir de qué país estaba hablando.

"Si me hubiese presentado en Bishkek hoy no estaría a salvo. Habría sido asesinado o me hubieran arrojado a las masas diciendo que "este es el hombre que ordenó abrir fuego, es responsable del derramamiento de sangre", declaró al periodista de la BBC Richard Galpin.

Kirguistán declaró este viernes jornada oficial de duelo tras los violentos enfrentamientos en los últimos días que han cobrado la vida de más de 70 personas.

Gobierno provisional

La jornada se produce luego que el presidente de la nación Kurmanbek Bakiyev declarará que está abierto a mantener conversaciones con el autoproclamado "gobierno provisional" que lo remplazó.

Sin embargo sus oponentes han realizado rápidos movimientos para consolidarse en el poder y ya enviaron una delegación para iniciar conversaciones con Moscú acerca de ayudas económicas.

Lea también: Dudas sobre el futuro de la base de EE.UU.

La líder del gobierno provisional, Roza Otunbayeva, declaró, por su parte, que no tiene intenciones de negociar con Bakiyev y pidió su dimisión.

Otunbayeva afirma que su gobierno está en control y que Bakiyev ha tenido la oportunidad de abandonar el país. "Garantizaremos su seguridad personal si dimite", declaró.

El jueves Otunbayeva aseguró que se quedará en el poder por seis meses, nombrará ministros y redactará una nueva Constitución.

Lea: "Gobierno del pueblo" en Kirguistán

El país centroasiático tiene importancia estratégica porque tanto Rusia como Estados Unidos tienen allí bases militares y ambas potencias observan la situación de cerca.

Los Estados Unidos declararon este viernes que la base militar de Manas ha retomado las actividades después de que estas fueran suspendidas el pasado miércoles.

Día de duelo

Cientos de personas se reunieron en Bishkek en el lugar donde se desarrollaron las protestas el pasado 7 de abril para llorar a las más de 75 víctimas con las que se saldó la violencia.

Image caption Los disturbios en Kirguistán dejaron un saldo de 75 muertos y más de 1.500 heridos.

Una pequeña ermita fue instalada en las puertas del edificio presidencial, conocido como la Casa Blanca, donde todavía se observan los restos de sangre en el suelo y donde se colocaron flores en homenaje a los muertos.

Según explica la enviada especial de la BBC, Rayhan Demytrie, muchos jóvenes murieron. "Hoy estamos ofreciéndoles nuestro duelo", dice uno de los asistentes.

Las manifestaciones se extendieron rápidamente a otras partes del país con un balance de más de 1.500 personas heridas en los enfrentamientos.

Vuelta a la normalidad

Mientras, el hospital principal de la Bishkek sigue atendiendo a decenas de personas que presentan heridas de bala. Los doctores dicen que la mayoría de los heridos son jóvenes de entre 20 y 30 años.

Demytrie afirma que dos días después de los sucesos, la situación en Kirguistán vuelve poco a poco a la normalidad. Muchos se refieren a los sucesos del miércoles como a una revolución compartida por su propia gente.

El presidente Bakiyev llegó al poder en 2005 en medio de una ola de protestas conocida como la Revolución de los Tulipanes, aunque muchos de sus aliados lo abandonaron alegando intimidación y corrupción.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.