Polonia: funeral podría retrasarse por problemas vuelos en Europa

El primer ministro polaco rinde homenaje al presidente muerto
Image caption Esta prevista la asistencia al funeral previsto este domingo de decenas de líderes mundiales.

El funeral en el que se enterrará al presidente de Polonia, su esposa, y otros altos cargos muertos el pasado sábado en un accidente aéreo podría retrasarse debido a la cancelación de los vuelos en Europa por las cenizas de un volcán.

Al funeral, planeado para este domingo, se había confirmado la presencia de varios líderes mundiales, incluido el presidente estadounidense Barack Obama, algo ahora en duda por el caos aéreo en Europa.

Lea: Ceniza volcánica causa caos aéreo en Europa

Las informaciones provenientes de fuentes oficiales polacas todavía no han sido confirmadas y resultan contradictorias. Fuentes de la cancillería presidencial informaron de que cancelar el funeral sería "el último recurso". Aunque otro funcionario de la presidencia, Jacek Sasin, afirmó que retrasar el acontecimiento debido a la cancelación de vuelos era "una alternativa seria".

Revelaciones en caja negra

Mientras, las grabaciones de la caja negra del avión del accidente, que cayó en Rusia, mostró que los pilotos del vuelo sabían que iban que el siniestro era inevitable, según declararon fuentes oficiales.

El fiscal polaco a cargo del caso, Andrzej Seremet, dijo que la tripulación sabía que el desastre era inevitable después de que el vuelo chocara contra las ramas de unos árboles.

Una fuente rusa añadió que las cintas muestran que, al contrario de lo que se especuló al principio, los pilotos no recibieron presiones de ningún alto cargo para tomar riesgos innecesarios.

El presidente de Polonia, Lech Kaczynski, su mujer, y otros altos cargo del gobierno polaco murieron el pasado sábado en un accidente aéreo que se cobró 96 víctimas.

Los cuerpos de la pareja presidencial han sido los primeros en ser repatriados desde Rusia, mientras en Polonia continúa la polémica acerca de dónde han de ser enterrados sus restos.

Cientos de personas se manifestaron en contra de que la pareja presidencial sea enterrada en la catedral de Wawel, en Cracovia, un lugar reservado para próceres de la nación.

Lea: Polonia: polémica por entierro de pareja presidencial.

Responsabilidad del piloto

En total 67 de las 96 cadáveres han sido ya repatriados, tras haber sido enviados a Moscú para su identificación.

Los investigadores rusos, que han estado trabajando en colaboración con sus colegas polacos, declararon poco después del accidente que los pilotos del vuelo habían desestimado en varias ocasiones la recomendación de los controladores de tráfico aéreo ruso de aterrizar en un aeropuerto alternativo dadas las malas condiciones y la niebla existente en Smonlek, donde se produjo el accidente.

Desde que ocurrió el trágico siniestro han circulado rumores de posibles presiones a los pilotos que llevaban a los pasajeros al memorial que se iba a celebrar en Katyn, donde la policía secreta de Stalin es acusada de haber masacrado a miles de militares polacos durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero según dijeron fuentes rusas a la agencia Interfax (del mismo país) no se han encontrado evidencias para respaldar estos rumores.

"El análisis de la comisión basado en los datos de la caja negra muestra que fue el error del piloto el que causó el accidente", añadieron las fuentes.

Seremet por su parte declaró a una radio polaca que "la tripulación sabía que la catástrofe era inevitable y que se produciría debido al temblor del avión al chocar con las ramas de los árboles, como sabemos seguro que sucedió".

Las voces registradas en la caja negra eran "dramáticas". Se espera que las conclusiones de las investigaciones serán hechas publicas la semana que viene, una vez finalizados los funerales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.