Multan a televisora por rumores sobre Bruni

Matrimonio Sarkozy-Bruni
Image caption Los rumores de la presunta infidelidad surgieron primero en un blog.

El canal de noticias France 24 fue condenado en París a pagar una compensación al cantante Benjamin Biolay por haber informado sobre el rumor de una supuesta relación suya con la primera dama francesa, Carla Bruni.

Un juez de un tribunal parisino entendió que France 24 atentó contra la vida privada de Biolay y obligó al canal televisivo de noticias a pagar al cantante el equivalente a unos US$ 4.000 por daños e intereses.

En su fallo, el juez Nicolas Bonnal desestimó el argumento principal de la defensa, que sostenía que el canal había hecho uso del derecho a la información al evocar el rumor.

La decisión judicial supone un nuevo giro en la polémica por los rumores sobre la vida privada del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su esposa Bruni, una ex modelo convertida en cantante.

Límites y condiciones

En su demanda, Biolay había reclamado el equivalente a U$S 27.000 a France 24, aduciendo que el canal le había hecho un “daño serio” al hacerse eco de los rumores sobre un supuesto “idilio” entre él y Bruni.

El canal francés de noticias informó al respecto el 10 de marzo, durante una revista de prensa internacional en la que citó artículos publicados en diarios británicos y suizos.

La decisión judicial admitió que el asunto podría tener vínculo con las necesidades de información del público, pero aseguró que eso debe ocurrir “dentro de ciertos límites y condiciones”.

Según el juez Bonnal, France 24 violó el derecho a la privacidad de Biolay al conceder “credibilidad” al rumor, “sin ninguna prueba”.

Mientras la defensa de Biolay manifestó su satisfacción por el fallo judicial, France 24 anunció que no apelará.

Insignificantes

Los rumores sobre problemas en el matrimonio presidencial francés surgieron el 9 de marzo en un blog albergado por el sitio en internet del semanario francés Journal du Dimanche (JDD) y se propagaron en Twitter.

Aunque la mayoría de la prensa francesa ignoró el tema al comienzo, los rumores fueron recogidos y publicados por diarios de otros países de Europa.

El asunto cobró una nueva dimensión después que la policía judicial francesa comenzara a investigar el origen de los rumores tras una denuncia presentada por el grupo que edita JDD.

Medios franceses informaron que expertos en internet y hackers de la policía también fueron movilizados por la presidencia francesa para investigar el origen de los rumores.

A comienzos de abril, un asesor de Sarkozy, Pierre Charon, sugirió que el asunto podría tratarse de un “complot organizado” con la participación de “movimientos financieros”.

Sin embargo, la semana pasada Bruni negó en la emisora Europe 1 la idea de un complot y calificó como “insignificantes” los rumores, mientras Sarkozy les restó importancia en el canal estadounidense de televisión CBS.

El presidente francés dijo llevar una vida “calma” junto a Bruni, con quien se casó hace dos años.

“Somos muy cercanos el uno al otro y todo esto ha sido exagerado de gran manera”, aseguró.

Contenido relacionado