"Yo no me subiría en un avión ni loco"

Pasajeros en el aeropuerto de Charles de Gaulle de París
Image caption Las líneas aéreas y los gobiernos están en disputa sobre quién debería de compensar a los pasajeros.

El tráfico aéreo en Europa recupera poco a poco el pulso tras una semana de caos provocado por las cenizas del volcán islandés, pero muchos lectores de BBC Mundo siguen sin estar convencidos de que es seguro volar.

"Yo no me subiría primero en un avión ni loco", sentencia por ejemplo Alan desde Asunción, la capital paraguaya.

"Yo no volaría, nunca he querido ser experimento de nadie", añade Elsy en Canadá.

Otros ofrecen recomendaciones. "Por la seguridad de mi vida. La visibilidad no es buena, ¿por qué arriesgarse? En lugar de lamentarse, si es vital el viaje, hacerlo por carretera", señala Elvira en Lima, Perú.

Y algún otro sugiere que sean pilotos ecuatorianos quienes comanden los aviones por su experiencia sorteando los volcanes, haciendo referencia a la gran actividad volcánica en ese país y que no ha provocado el cierre del espacio aéreo.

Opine: ¿usted volaría?

Teorías de la conspiración

Algunos lectores van más allá sobre si atreven o no tomar un avión, cuestionando las razones por las cuales las autoridades ahora permiten volar.

"El fin justifica los medios. El capitalismo con su implacable consecuencia no deja espacio a ninguna empresa para que se detenga por unos días (…) las líneas aéreas deciden volar sin importar consecuencias humanas", se queja Jaime en Miami.

"Si están cediendo a presiones económicas a costa de la vida de las personas. Yo noooooooooooooooo volaré", señala también Ramez Yeaid desde Santa Marta (Colombia).

Marcio Machado en la capital británica coincide con Ramez, y afirma: "No es seguro volar. A las aerolíneas sólo les importa el dinero que están perdiendo, pero si vuelan y se caen los aviones seguro les echarán la culpa a los gobiernos".

A Machado no le debe de sorprender, por tanto, que las aerolíneas estén ahora enzarzadas con los gobiernos sobre quién debe de compensar a los pasajeros.

Personas como Adrián, de México, quien nos cuenta en este foro haber pasado momentos difíciles: "Estamos en Florencia varados, aparte mi esposa se puso algo mala y esta hospitalizada, con esta incertidumbre (…) es inquietante y definitivamente un golpe duro al bolsillo".

Aún así confía en que los gobiernos al final tomen la decisión adecuada.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.