"Venganza" de al-Qaeda en Irak

Atentado frente a mezquita en Ciudad Sadr
Image caption Frente a la mezquita en Ciudad Sadr hubo al menos 21 muertos.

Una oleada de ataques con bomba en la capital iraquí de Bagdad dejó a decenas de muertos y más de un centenar de heridos.

Según los informes, por lo menos 58 personas perdieron la vida en los atentados que en su mayoría sucedieron cerca de mezquitas chiítas alrededor de la hora de las plegarias.

Ningún grupo se atribuyó los ataques, pero al-Qaeda y otras organizaciones extremistas sunitas han seleccionado mezquitas como blancos en el pasado.

El corresponsal de la BBC en Bagdad, Gabriel Gatehouse, informa que la explosión más devastadora ocurrió cuando los fieles se dispersaban luego de las oraciones del viernes en Ciudad Sadr, un distrito pobre, en su mayoría shiíta, en el norte de la capital.

Más o menos al mismo tiempo, se produjeron otras cuatro explosiones en varios sectores shiítas de Bagdad, todas cerca de mezquitas.

Con anterioridad, una serie de detonaciones coordinadas sucedieron frente a las residencias de funcionarios locales de la provincia de Anbar, una región al occidente de Bagdad. Allí murieron siete personas.

Los hechos ocurren tras la intensificación de operativos contra la insurgencia por parte de fuerzas iraquíes y estadounidenses.

El domingo, funcionarios informaron haber dado muerte a los dos más altos miembros de al-Qaeda en Irak.

Gabriel Gatehouse señala que el país pasa por una etapa muy sensible respecto a las relaciones entre las comunidades.

Las elecciones parlamentarias del mes pasado no produjeron un claro ganador y las tensiones se han acentuado entre la mayoría chiíta y la minoría sunita mientras varias facciones compiten por cargos de poder, concluye el corresponsal.

El blog de editores: Desafíos editoriales de la guerra en Irak

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.