Vaticano dice que demanda contra el Papa carece de fundamento

Presentación de demanda contra el Papa y sus colaboradores
Image caption La parte demandante quiere que el Vaticano abra sus archivos sobre los casos de pederastia.

El Vaticano dice que no tiene base jurídica una demanda presentada contra el Papa en Estados Unidos a nombre de una víctima de abusos sexuales por parte de un sacerdote.

El abogado Jeff Anderson presentó la demanda contra Benedicto XVI y algunos de sus colaboradores a nombre de una de las víctimas del fallecido sacerdote Lawrence Murphy, de Milwaukee, responsable de cerca de 200 abusos contra menores en una escuela para niños sordos, donde trabajó entre 1952 y 1974.

En respuesta, el abogado pontificio en Estados Unidos, Jeffrey Lena, dijo que el proceso -también iniciado contra el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone, y su predecesor, Angelo Sodano- no tiene fundamento.

"Mientras son legítimas las denuncias presentadas por las víctimas de abusos, ésta no es una de ellas", explicó.

"La demanda es un intento de utilizar los trágicos hechos como una plataforma para un ataque más amplio", según Lena.

Lectores reaccionan: "Es un ataque sádico contra la iglesia"

En sus palabras, con el proceso legal, "se están repitiendo de viejas teorías ya rechazadas por tribunales de Estados Unidos".

Aunque "si es necesario", dijo, la Iglesia Católica "responderá ante los tribunales en el momento adecuado".

Lena sostuvo que El Vaticano no supo de los delitos de Murphy "hasta décadas después y no tuvo papel alguno en la causa que se demanda".

Pederastia eclesial en América Latina: ¿qué opina?

Archivos

Sin embargo, la parte demandante sostiene que hubo negligencia por parte de la Iglesia Católica en el manejo de los casos de pederastia cometidos por Murphy.

Según Anderson, la Congregación para la Doctrina de la Fe, el organismo encargado de ese tipo de casos que en aquel momento estaba bajo el mando del cardenal Joseph Ratzinger, el actual Papa, estaba más interesada en proteger a la iglesia que en actuar contra los pederastas.

Por otra parte, Benedicto XVI aceptó otra dimisión de un obispo, esta vez en Bélgica.

Se trata de Roger Vangheluwe, ex prelado de la ciudad de Brujas, quien admitió haber abusado menores siendo sacerdote y al comienzo de su obispado, según afirmó el Vaticano en un comunicado.

En su declaración oficial, Vangheluwe reconoció públicamente su culpa y pidió perdón.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.