Corea del Sur: sacan a flote proa del buque hundido

Buque hundido
Image caption La gran grúa flotante, de 2.200 toneladas, elevó la mitad restante del barco.

Corea del Sur sacó a flote los restos de la proa del buque de guerra que se hundió el mes pasado tras una explosión, en la frontera marina con Corea del Norte.

La inspección inicial del casco permitió confirmar que el navío fue golpeado por una explosión externa, según reportan medios de prensa de Seúl, citando a una fuente militar anónima.

El buque militar Cheonan, de 1.200 toneladas, se hundió después de que se partió en dos el 26 de marzo.

La gran grúa flotante encargada de las labores de rescate del buque, elevó la mitad restante del barco, tras recuperar la popa la semana pasada.

Las labores permitieron el hallazgo del cadáver de uno de los marinos desaparecidos, según informó la agencia local Yonhap.

Hasta el momento, se ha certificado la muerte de 40 tripulantes, mientras que los cuerpos de otros seis aún no han sido recuperados, lo que convierte este naufragio en una de las peores tragedias marítimas ocurridas en Corea del Sur.

Un total de 104 tripulantes viajaban a bordo de la nave, y 58 fueron rescatados tras la explosión.

El misterio de la explosión

Corea del Sur ha actuado con cautela para no culpar directamente a Corea del Norte del incidente, cuyo gobierno ha negado cualquier responsabilidad en el hundimiento del buque.

Pero el corresponsal de la BBC en Seúl John Sudworth, añade que la prensa surcoreana especula que Pyongyang será eventualmente culpada de la explosión.

La inspección realizada este sábado de la mitad de la proa permitió determinar que la parte inferior del casco fue golpeada por una explosión diagonal, según informaron a la agencia de prensa surcoreana Yonhap, fuentes militares.

Si se pudieran unir las dos mitades del barco, se vería el impacto en el centro de la parte inferior del casco con una forma de V invertida, dijeron.

La chimenea del barco y la torre del radar, ambos localizados en el centro del buque, aún no han sido encontrados.

Investigadores australianos, estadounidenses y suecos están ayudando a las autoridades surcoreanas a investigar las causas del hundimiento.

Las tensiones han aumentado enter las dos Coreas tras el incidente, con Pyongyang acusando a Seún de "relacionarlos deliberadamente" con el hundimiento.

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, prometió responder "con resolución" al hundimiento del barco de guerra.

Ambos países permanecen técnicamente en guerra desde que el conflicto bélico entre 1950 - 1953 culminó con la firma de un tratado de paz.

En la frontera naval entre ambas naciones han ocurrido tres enfrentamientos navales antes del hundimiento del Cheonan.

Contenido relacionado