El presidente de Sudán es proclamado ganador de las elecciones

El presidente de Sudán, Omar Al-Bashir
Image caption Omar Al-Bashir, ya es oficialmente vencedor de los comicios en Sudán.

El presidente de Sudán, Omar Al-Bashir, el primer jefe de Estado contra el que el Tribunal Penal Internacional dictó orden de detención, fue proclamado oficialmente ganador de los comicios del pasado 11 de abril.

Con las elecciones, Al-Bashir ha intentado -según los observadores- legitimar su mandato, marcado por 20 años de guerra civil y por la acusación en su contra por crímenes de guerra cometidos en la región de Darfur.

Han sido numerosas las denuncias de fraude procedentes de la oposición. Además, observadores de la Unión Europea y del Centro Carter han dicho que el proceso no alcanzó los mínimos estándares internacionales.

Las elecciones fueron parte de un acuerdo para terminar con la guerra civil entre el norte musulmán y el sur cristiano-animista, en la que ha muerto un millón y medio de personas.

Dudas

Image caption Sudán celebró las primeras elecciones multipartidarias en 24 años.

Estos fueron los primeros comicios multipartidarios en 24 años. Hace una década se habían celebrado elecciones, pero fueron boicoteadas por la oposición y Al-Bashir ganó sin problemas.

Unos 16 millones de personas se registraron para participar en los comicios de abril, en los que también se votaron parlamentarios, y autoridades regionales y estatales.

Según el corresponsal de la BBC en Sudán, James Copnall, el presidente Al-Bashir, quien llegó al poder en 1989 por medio de un golpe de Estado, interpreta su reeleción como una reprimenda popular al Tribunal Penal Internacional.

Copnall apunta que la acusación de crímenes de guerra contra el mandatario ha afectado a la credibilidad del proceso electoral.

Si bien observadores extranjeros consideran que no se cumplió los mínimos estándares internacionales, el ex presidente estadounidense Jimmy Carter cree que la comunidad internacional terminará reconociendo la victoria de Al-Bashir.

Violencia

Este fin de semana estuvo marcado por los peores episodios de violencia desde las elecciones.

Los choques comenzaron conr disputas por el derecho del pastoreo del ganado, asunto que suele generar enfrentamientos.

Fuentes oficiales de la región del sur informaron que sus soldados fueron atacados por miembros del ejército del norte, hecho negado en la capital, Jartum.

Hay denuncias de que murieron unas 55 personas en choques entre la comunidad musulmana y militares del sur.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.