Última actualización: jueves, 29 de abril de 2010 - 18:19 GMT

EE.UU.: el derrame es de "importancia nacional"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este jueves que su gobierno pondrá "todos los recursos" a disposición para ayudar a controlar el derrame petrolero en aguas del Golfo de México tras el colapso de una plataforma de British Petroleum (BP) que amenaza con llegar a las costas de Luisiana.

"Aunque BP es la responsable final del financiamiento de las operaciones de limpieza, mi gobierno continuará usando cada recurso a nuestra disposición, incluyendo potencialmente al Departamento de Defensa para atacar el problema", dijo Obama en los jardines de la Casa Blanca antes de un evento para homenajear al Maestro del Año 2010.

Obama, dijo que el derrame interferiría los canales de navegación de la zona y afectaría a los barcos que abastecen de crudo al mercado local.

Obama se refirió a las declaraciones dadas poco antes por la Secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, quien aseguró que se trata de un incidente "de importancia nacional" y que amenaza con ser uno de los mayores desastres medioambientales de la historia del país.

Mancha de petróleo

La mancha podría llegar a la costa este viernes.

Movilización de recursos

Napolitano dijo en una conferencia de prensa que esa calificación le permite a la Casa Blanca movilizar más recursos para hacer frente al problema.

En tanto, el gobernador de Luisiana declaró estado de emergencia ante los pronósticos de que la enorme mancha de petróleo tocaría las costas en breve.

La mancha alcanzará la costa en el delta de Mississippi "en algún momento de el viernes", dijo Sally Brice O'Hare, del servicio de Guardacostas, en la rueda de prensa junto a Napolitano.

clic Lea también: El verdadero impacto de un derrame

Ejército

El ejército de Estados Unidos se sumó a las labores de contención y limpieza del derrame petrolero en el Golfo de México.

Los analistas señalan que el derrame supone un gran desafío para Obama, que el mes pasado aceptó abrir habilitar franjas de la costa estadounidense para la perforación petrolera.

Exxon Valdez

Unos 41 millones de litros se vertieron frente a las costas de Alaska en el desastre de Exxon Valdez. El vertido fue el más grande en la historia de Estados Unidos. Y el petróleo sigue causando daño a largo plazo a la fauna silvestre en la zona, según un estudio reciente.

El anuncio se produce poco después de que la Guardia Costera de ese país advirtiera de que el desastre era cinco veces más grande de lo que en un principio se pensó.

Las autoridades estadounidenses estiman que el oleoducto, que estaba conectado a la plataforma, derrama 5.000 barriles de crudo al día.

La marea negra se encuentra a sólo 32 kilómetros al este de la desembocadura del río Mississippi.

Un experto le dijo a la BBC que este accidente es potencialmente más dañino que el derrame del barco petrolero Exxon Valdez, ocurrido en 1989 cerca de las costas de Alaska. Entonces se vertieron 41 millones de litros.

clic Lea: Ejército de Estados Unidos interviene en el derrame del Golfo de México

"El derrame de BP"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Napolitano dijo que la responsabilidad última del derrame es de la petrolera British Petroleum (BP), la compañía británica que administraba la plataforma petrolera Deepwater Horizon que se hundió la semana pasada.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, destaca cómo los portavoces oficiales durante la rueda de prensa ofrecida en la Casa Blanca remarcaron la responsabilidad de BP en el accidente.

Chirinos informa que en incontables ocasiones tanto el portavoz de la presidencia, Robert Gibbs, como Napolitano se refirieron al desastre como "el derrame de BP", y aunque aseguraron que no se trata de adjudicar culpabilidades, está claro que para Washington la empresa británica es la única responsable.

Sin embargo, el corresponsal afirma que en BP no terminan de aceptar esa responsabilidad y, de hecho, han sugerido que los controles de seguridad industrial son competencia de la empresa contratista que operaba la plataforma.

"Sin embargo, será muy difícil para BP distanciarse de las eventuales demandas legales y exigencias de reparación laborales y ambientales que puedan venir en el futuro", explica Chirinos.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.