Última actualización: lunes, 3 de mayo de 2010 - 22:25 GMT

Contrapunteo entre EE.UU. e Irán en la ONU

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Los gobiernos de Estados Unidos y de Irán llevaron sus enfrentamientos a la sede Naciones Unidas en Nueva York, en ocasión de la apertura de la Conferencia Quinquenal de Revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

Tanto el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, como la Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se señalaron mutuamente como la "principal amenaza" para la paz y la estabilidad mundial y para el éxito del Tratado que rige desde 1970.

Ahmadinejad, el único jefe de estado que asiste a la conferencia de cuatro semanas, pidió sancionar a EE.UU. por lo que considera las amenazas contra su país.

"Lamentablemente el gobierno de EE.UU. no sólo ha usado armas nucleares sino que también continua amenazando con usar esas armas contra otros países, incluído Irán", aseguró el mandatario.

Tras la intervención de Ahmadinejad era muy esperada la respuesta de Clinton, quien aseguró al foro que "el presidente de Irán parece no haber venido hoy con la intención de mejorar el TNP".

Clinton aseguró además que el mandatario había intentado "sabotear" la reunión y que había fracasado.

Sancionar a EE.UU.

EE.UU. abre su arsenal nuclear


Hillary Clinton, anunció que por primera vez en la historia Washington revelará cuántas armas atómicas tiene en su poder, una información que nunca antes ha sido presentada.

La decisión fue tomada tras un intenso debate entre políticos y militares sobre la conveniencia de presentar lo que ha sido un secreto celosamente guardado desde que se empezó a construir el arsenal nuclear en tiempos de la Guerra Fría.

La Casa Blanca espera que el anuncio ilustre su “compromiso” con los esfuerzos de no proliferación nuclear y motive a naciones como China o Rusia a seguir el ejemplo.

Clinton reconoció que ese número (cerca de 10.000 cabezas nucleares) se conoce de manera aproximada desde hace años, por lo que la estrategia parece más dirigida a la opinión pública que a los expertos en el tema.

A medida que el presidente iraní desarrollaba sus críticas contra los poderes nucleares reconocidos, los representantes de EE.UU. Francia, Gran Bretaña y otros países europeos abandonaron la sala de la Asamblea General.

Ahmadinejad cuestionó la "hipocresía" occidental y afirmó que la reciente Revisión de la Postura Nuclear presentada por Washington es una amenaza para su país.

Al inicio de la conferencia, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, pidió a Irán "aclarar" detalles de su programa nuclear.

Ahmadinejad volvió a rechazar que su país tenga intención de lograr una bomba atómica y afirmó que Washington no ha ofrecido "una sola prueba creíble" que demuestre lo contrario.

Sin embargo, Clinton recordó que el único país asistente a la reunión que ha sido encontrado culpable de violar normas internacionales en materia nuclear es Irán, haciendo referencia a los informes del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

"Ahmadinejad vino a distraer la atención de las fallas de su propio gobierno de cumplir con sus obligaciones internacionales, de evadir los controles, de desafiar la comunidad internacional y socavar nuestro compromiso común de reorzar el tratado" dijo Clinton.

Semanas de debate

Mahmoud Ahmadinejad

Ahmadinejad apuntó contra las naciones que ya tienen armas nucleares.

Los analistas esperan que estas sean las intervenciones más destacadas de la conferencia que durará hasta el 28 de mayo, cuando deberá presentarse un texto de conclusiones y recomendaciones para seguir con la aplicación del tratado.

En el encuentro previo de 2005 la reunión no logró llegar a acuerdos para reformar el TNP, pero esta año muchos esperan que la existencia en Washington de un gobierno más favorable al multilateralismo permita lograr algunos avances.

El TNP se considera como el mecanismo que ha permitido evitar el "contagio nuclear" más allá de las potencias reconocidas (EE.UU., Rusia, Gran Bretaña, Francia y China) y las no oficiales como India, Pakistán e Israel, país este último que no aclara si dispone de un arsenal atómico.

La fórmula es sencilla: las naciones sin armas nucleares se comprometen a no obtenerlas, mientras que las que las tienen prometen ir deshaciéndose de ellas.

Consejo de Seguridad

Mientras se desarrolla la reunión, delegaciones de los quince países que integran el Consejo de Seguridad de la ONU siguen negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre cómo manejar lo que consideran el desafío del gobierno de Teherán.

Hilary Clinton

Clinton dijo que el presidente iraní quiso sabotear la conferencia.

Aunque China y Rusia, países con poder de veto, parecen menos renuentes a una nueva resolución, no parecen compartir la necesidad de nuevas sanciones a Teherán, como aspira Washington.

Poco antes de hablar ante la conferencia, Clinton se reunió con el canciller de Brasil, Celso Amorim, cuyo país es miembro no permanente del Consejo y que se opone a la adopción de nuevas de medidas de presión contra Irán.

Aunque no se difundió el contenido de la reunión, durante su intervención frente a los delegados internacionales Amorim dijo que el TNP era "intrínsecamente injusto".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.