Última actualización: Miércoles, 3 de noviembre de 2010

Marco Rubio: ¿el Barack Obama republicano?

Marco Rubio, republicano del estado de Florida

Rubio cuenta con el apoyo de la base más conservadora del Partido Republicano.

En tan sólo unos meses, el político de origen cubano Marco Rubio ha pasado de ser un total desconocido entre la opinión pública en Estados Unidos a convertirse en una de las estrellas emergentes del Partido Republicano.

Y ahora afianzó su carrera al obtener un escaño en el Senado por el estado de Florida.

Los medios de comunicación no se cansan de comparar a Rubio, de 38 años de edad, con el considerado por algunos joven y brillante Barack Obama que en 2004 cautivó a los asistentes a la convención demócrata celebrada en Boston y que cuatro años más tarde consiguió arrebatarle la candidatura demócrata a la presidencia a la entonces todopoderosa Hillary Clinton.

Cuando en mayo de 2009 Rubio anunció que tenía intención postularse al Senado, pocos creían que tuviera posibilidades de ganar, especialmente teniendo en cuenta que su rival dentro del Partido Republicano era el actual gobernador de Florida, Charlie Crist, quien disfrutaba de unos altos índices de popularidad y al que incluso se había señalado como posible candidato presidencial.

Un año más tarde, la contienda republicana en Florida dio un vuelco radical y Crist se vio obligado a anunciar que concurriría a los comicios como candidato independiente, después de que las encuestas señalaran que Rubio le sacaba más de 20 puntos de ventaja en intención de voto en las primarias del partido que deben celebrarse en agosto.

En cualquier caso, ¿cómo se explica el ascenso fulgurante de Rubio en la escena política estadounidense? ¿Se pueden establecer paralelismos entre el joven candidato republicano y el actual presidente estadounidense?

Exponente del 'sueño americano'

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Los comentaristas coinciden en que hay dos factores que han sido clave en el éxito de Rubio: el apoyo que ha recibido de la base más conservadora del Partido Republicano -especialmente del movimiento Tea Party- y una historia personal que, como en el caso de Barack Obama, aglutina muchos de los elementos del llamado 'sueño americano'.

"Como Obama, Rubio es joven, es inspirador y tiene una gran historia personal. El Partido Republicano está desesperado por encontrar a su propio Obama, y parece que Rubio podría ser esa persona", le dijo a BBC Mundo Beth Reinhard, comentarista política del diario The Miami Herald.

Rubio nació en Miami en 1971 de padres cubanos que emigraron a EE.UU. sin dinero y sin hablar una palabra de inglés. Cuando tenía 8 años, su familia se mudó a Las Vegas, donde su padre trabajó como camarero y su madre limpiando habitaciones en un hotel.

De vuelta a Florida, Rubio consiguió ir a la universidad gracias a una beca deportiva y en 1996 se doctoró en Derecho con mención cum laude.

Como Obama, Rubio es joven, es inspirador y tiene una gran historia personal. El Partido Republicano está desesperado por encontrar a su propio Obama, y parece que Rubio podría ser esa persona

Beth Reinhard, comentarista política del diario The Miami Herald

En el año 2000, tras haber ejercido como comisionado en la localidad de West Miami, fue elegido por primera vez para la Cámara de Representantes de Florida, de la que se convertiría en su presidente seis años más tarde, siendo la persona más joven y la primera de origen hispano en ocupar el cargo.

"Rubio siempre fue considerado una estrella emergente en Florida. En el curso de una década pasó de ser comisionado en una pequeña población a ser presidente de la Cámara de Representantes, que es una de las tres posiciones más importantes en el gobierno del estado", explica Beth Reinhard.

De esta manera, se puede decir que el recorrido vital de Rubio -quien está casado con una antigua animadora del equipo de fútbol americano Miami Dolphins con la que tiene cuatro hijos- es, como en el caso de Obama, del tipo que encandila a los votantes estadounidenses.

"EE.UU. es el único lugar en el mundo en el que no importa quienes son tus padres o de dónde vienen (…). Puedes ser cualquier cosa si estás dispuesto a trabajar duro", aseguró el candidato republicano en la Conferencia de Acción Política Conservadora celebrada en Febrero en Washington.

Nuevo rostro del conservadurismo

Barack Obama, presidente de EE.UU.

Los medios de comunicación no se cansan de comparar a Rubio con Barack Obama.

Pero en el fulgurante ascenso de Rubio hay otro elemento esencial: con su patriotismo y su defensa de la libre empresa, la libertad individual y la reducción del tamaño del gobierno federal, Rubio consiguió animar a la base más conservadora del Partido Republicano, en especial a los miembros del Tea Party.

Rubio se opuso al paquete de estimulo económico aprobado por la Casa Blanca a principios de 2009, así como a la reforma del sistema de salud impulsada por el presidente Obama.

clic Lea: EE.UU. vive "rabia en la derecha"

Además, es antiabortista, defensor del derecho de los ciudadanos a portar armas, se opone a cualquier tipo de amnistía para los inmigrantes ilegales y es partidario de abrir nuevas áreas a la exploración petrolera en EE.UU.

"Su éxito se debe a su mensaje, que es un mensaje de gobierno limitado, de promoción de la empresa privada y las libertades individuales, y de reducción del papel del Estado en la vida económica y social", le explicó a BBC Mundo Alex Burgos, director de comunicación de la campaña de Rubio.

Su éxito se debe a su mensaje, que es un mensaje de gobierno limitado, de promoción de la empresa privada y las libertades individuales, y de reducción del papel del estado en la vida económica y social

Alex Burgos, director de comunicación de la campaña de Marco Rubio

"Él cree que sus posiciones las comparten la mayoría de los estadounidenses. Que estamos gastando lo que no tenemos, que los impuestos están muy altos, que no queremos que el gobierno tome decisiones por nosotros en términos de salud, que debemos tener un sistema de inmigración que favorezca la inmigración legal y no la ilegal", aseguró Burgos.

Ese ideario conservador ha hecho que Rubio recibiese el apoyo explícito de republicanos de renombre, como el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, el ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, o el ex gobernador de Massachussets, Mitt Rommey, uno de los republicanos con más posibilidades de cara a las presidenciales de 2012.

clic Lea: Tea Party: ¿Un tercer partido en EE.UU.?

Además, ha contado con el beneplácito de algunos medios de comunicación conservadores, como la cadena Fox, que se encargó de cubrir la gira en autobús que Rubio realizó en abril por Florida.

¿Derecha o centro?

Charlir Crist, gobernador de Florida

El éxito de Rubio ha llegado a expensas del actual gobernador de Florida, Charlie Crist.

El éxito de Rubio llegó a expensas del actual gobernador de Florida, Charlie Crist, quien prefirió presentarse como independiente en las elecciones al Senado del mes de noviembre antes que enfrentarse al desafío del joven republicano en las primarias de su partido.

Crist perdió el favor de los republicanos cuando apareció el año pasado en un acto público junto a Barack Obama tras aceptar del gobierno federal un paquete de estimulo económico para Florida por valor de US$787 millones.

"El giro hacia la derecha de los republicanos hizo que de repente Rubio se encuentre en el centro ideológico del partido, habiendo desplazado a Crist, quien es más moderado", le explicó a BBC Mundo Charles L. Zelden, profesor de historia legal y constitucional de la Universidad Nova Southeastern de Florida.

El giro hacia la derecha de los republicanos hizo que de repente Rubio se encuentre en el centro ideológico del partido, habiendo desplazado a Crist, quien es más moderado

Charles L. Zelden, profesor de la Universidad Nova Southeastern de Florida

"Es un político solvente y un republicano solvente, pero la rapidez con la que ha ascendido como figura política tiene que ver más con los acontecimientos que con él mismo", aseguró Zelden.

Según el académico, hasta ahora Rubio "ha podido ser más conservador que el gobernador porque estaba trabajando en la Cámara de Representantes de Florida y tan sólo tenía que preocuparse por los votantes de su distrito, que es mayoritariamente republicano y conservador".

"Mientras Crist, teniendo que recibir votos de todo el estado, se ha visto obligado a ser más centrista y moderado", aseguró Zelden.

Votantes hispanos

Pero más allá de su indudable carisma entre los electores más conservadores, algunos afirman que su figura podría ser clave para que los republicanos recuperen los votos latinos.

Pese a que Rubio afirma que no aspira a que su origen étnico sea parte esencial de su carrera política, sus raíces cubanas podrían ayudar al Partido Republicano a superar su falta de sintonía con la comunidad hispana.

Protesta contra la ley de inmigración de Arizona

Rubio podría hacer que los republicanos recuperen el favor de los votantes latinos.

Rubio fue uno de los primeros republicanos en mostrar su oposición a la nueva ley de inmigración de Arizona, aunque posteriormente se retractó y aseguró que los cambios introducidos en la legislación evitan los abusos denunciados por los grupos de defensa de derechos de los inmigrantes.

Ese cambio de postura podría deberse al temor del candidato republicano a alienar a parte de su base del ultraconservador movimiento del Tea Party, algunos de cuyos miembros han salido en defensa de la ley de Arizona.

"Puede que no funcione bien entre los votantes mexicanos en estados como California o Texas por su origen cubano, pero al mismo tiempo es latino y los votantes pueden pensar 'es uno de los nuestros aunque no nos guste'", señala Charles L. Zelden.

clic Lea: La Casa Blanca estudia qué hacer con Arizona

"No podemos olvidar que viene de un estado con un importante número de votantes latinos en el que el voto de esa comunidad es esencial para salir victorioso".

Esperanza republicana

Durante su campaña Rubio fue sometido a una investigación por la oficina del Servicio Nacional de Impuestos sobre la presunta utilización que el republicano realizó de su tarjeta de crédito de su partido para gastos personales cuando era presidente de la Cámara de Representantes de Florida.

Miembro del Tea Party

Rubio ya cuenta con el apoyo conservador, pero su reto es el centro del espectro político.

El ahora senador ha señalado que los gastos fueron para "objetivos políticos legítimos" y afirma no haber ha sido contactado por las autoridades federales.

Algunos comentaristas se preguntan si el súbito ascenso de Rubio no es más que una muestra de la relevancia que el Tea Party está adquiriendo dentro del aparato del Partido Republicano o de la ansiedad de los conservadores por encontrar una figura capaz de competir con Barack Obama.

La cuestión ahora es saber cómo podrá Rubio realizar ese viaje hacia el centro del espectro político, sin alienar a sus seguidores más a la derecha que le han catapultado a la arena de la política nacional estadounidense.

"Si fuera elegido senador, se convertiría en una voz importante en el Partido Republicano. Se convertiría en la nueva esperanza del partido", dijo Zelden antes de las elecciones de este martes.

Para algunos, sin embargo, el Partido Republicano ya encontró a su propio Barack Obama.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.