Arizona podría perder el juego

El dominicano Carlos Gómez, de los Cerveceros de Milwaukee,
Image caption El béisbol es el pasatiempo favorito de los estadounidenses.

El Juego de las Estrellas del béisbol estadounidense del 2011 podría no realizarse en Phoenix como está previsto, si tiene éxito una campaña lanzada por organizaciones de defensa de derechos de los hispanos contra la nueva ley de inmigración de Arizona.

Un grupo de organizaciones comunitarias lanzó una campaña denominada "Cambien la ley o muevan el juego", para que el evento sea llevado a otro estado, en protesta por la ley SB 1070, que permite a las policías de Arizona solicitar documentos a personas "sospechosas" de ser inmigrantes indocumentados.

Luego de la Serie Mundial -la final de la liga- el Juego de las Estrellas es uno de los momentos más destacados del campeonato porque enfrenta a los mejores jugadores de la Liga Americana contra los de la Liga Nacional justo en mitad de la temporada.

La iniciativa de quitarle a Arizona el Juego de las Estrellas del 2011 es un esfuerzo más de los varios llamados a boicotear negocios y actividades con el estado que se han ido haciendo en las últimas semanas.

¿Le parece justa la ley migratoria de Arizona? ¡Opine!

Cientos de miles de firmas

El béisbol es el pasatiempo nacional en EE.UU. y su liga profesional es considerada la mejor del mundo, por tanto es la meca para cientos de jugadores profesionales de América Latina.

Una cuarta parte de los peloteros que juegan en las Grandes Ligas provienen del área del Caribe hispanoparlante, países del continente que comparten con los estadounidenses el gusto por el juego.

Con la nueva ley de Arizona, si alguno de esos jugadores caminara por una calle de Phoenix y fuera visto "sospechoso" por un policía, podría ser detenido y no se le dejaría en libertad hasta que demuestre que está en el país de manera legal.

Felipe Benítez, portavoz de Comunicaciones Fenton, la agencia de relaciones públicas de Washington en la que se originó la idea de cambiar de sede el juego de las estrellas de beísbol, explicó a BBC Mundo que se trata de "un objetivo claro y específico", a diferencia de otros llamados al boicot.

"Creemos que presionar en un área específica puede llamar la atención de los gobernantes y los operadores políticos en Arizona, sobre todo porque el béisbol es el deporte más popular de EE.UU.", aseguró Benítez.

"Estamos pidiendo que quienes navegan por internet acudan a una página (movethegame.com) y firmen un petición que será luego entregada al comisionado y a los dueños de equipo de las Grandes Ligas".

Benítez afirma que hasta la tarde del jueves 25.000 personas habían suscrito el documento pero que el objetivo de la campaña es recolectar "cientos de miles" de firmas, a lo que ayudaría si algunos de los jugadores latinos que han expresado individualmente su rechazo a la ley se unen a la causa.

Lea: Gobernadora de Arizona firma ley contra indocumentados

Los Suns

Pero los beisbolistas no son los únicos deportistas dispuestos a meterse en la polémica por la ley de inmigración estatal, que algunos tildan de "discriminadora" porque consideran que santifica el uso de perfiles raciales, algo que en EE.UU. es ilegal.

Este miércoles, el equipo de baloncesto de Phoenix, Suns o Soles, salió al segundo juego de la semifinal de la NBA contra los Spurs de San Antonio, con una camiseta que decía "Los Suns", con el artículo en español.

La orden de modificar el uniforme la dio el dueño del equipo, Robert Sarver, quien es ciudadano de Arizona.

Se trató de un doble homenaje, al 5 de mayo, fiesta en la que en EE.UU. se celebra la herencia mexicana e hispana en general, y a los millones de personas que podrían ser víctimas del uso del perfil racial con la nueva ley.

"Creo que (llevar estas camisetas) es fantástico. Creo que la ley está equivocada, y desafortunadamente, va en contra de nuestra sociedad y nuestras libertades civiles. Es importante que defendamos las cosas en las que creemos" dijo al final del partido, el base de los Suns, Steve Nash.

No es la primera vez que los deportistas de Arizona expresan su opinión sobre decisiones tomadas por el gobierno local.

En 1993 la NFL, la liga de fútbol americano, se negó a organizar en Arizona el Superbowl o Supertazón, la final del campeonato porque el estado no reconocía el Día de Martin Luther King, el líder del movimiento por los derechos civiles en EE.UU. cuya fecha de nacimiento es feriado federal.

Lea: ¿Qué es ser un indocumentado?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.