Algunos británicos no pudieron votar por las colas

Recuento de una urna
Image caption La Comisión Electoral anunció en un comunicado que investigará lo sucedido

Cientos de votantes británicos no pudieron ejercer su derecho al voto en varias mesas electorales que vieron largas colas en las horas previas al cierre.

La policía tuvo que intervenir en la ciudad de Sheffield, al norte de Inglaterra, para dispersar a varias personas furiosas por que no habían podido votar.

Al menos 200 personas no pudieron depositar sus papeletas en Machester, así como otras 150 en Hackney, al este de Londres.

También se han registrado quejas en Birmingham, Liverpool y Newcastle.

En el Reino Unido el responsable de cada circunscripción electoral decide el número de mesas electorales de su demarcación y el número de votantes asignados a cada una de ellas.

La Comisión Electoral anunció en un comunicado que investigará lo sucedido. "Existían suficientes recursos para asegurar el voto de todo aquel que hubiera querido hacerlo", indicó la Comisión.

"Elecciones ensombrecidas"

El editor de política de la BBC, Nick Robinson, dijo que si se demuestra que se ha impedido el derecho al voto en circunscripciones con un resultado disputado, podrían presentarse impugnaciones ante los tribunales.

"Es una tragedia que, después de una campaña que levantó el interés de muchos habitualmente cínicos con la política, las elecciones vayan a verse ensombrecidas por la revelación sin precedentes de que el Reino Unido no puede celebrar de manera competente la parte más básica del proceso democrático", aseguró Robinson.

Un portavoz de Gordon Brown dijo que el primer ministro estaba "muy preocupado" sobre los informes de ciudadanos que no habían podido acceder a los colegios electorales y "apoyará una investigación profunda sobre lo sucedido".

Los conservadores dijeron que la información sobre los problemas en las mesas de votación eran "inquietantes" y deberían ser "investigados en profundidad".

Muchos votantes contactaron con la BBC para informar de que no habían podido votar porque las urnas cerraron cuando aún estaban esperando en la colas.

Kathy Murray, de Manchester, dijo: "Estoy furiosa. Esperé más de una hora y cerraron las puertas en mis narices".

"Fuimos a votar a las 17:00 GMT y había demasiada cola, por eso volvimos una hora más tarde y continuaban las colas".

"Regresamos a las 20:00 GMT pero no conseguimos votar. Calculo que otras 200 personas no pudieron hacerlo".