Última actualización: viernes, 7 de mayo de 2010 - 10:00 GMT

Elecciones Reino Unido: día después sin nuevo primer ministro

Escaños Variación
Conservadores

Conservadores

306 97
Laboristas

Laboristas

258 -91
Liberal Demócrata

Liberal Demócrata

57 -5

Los votantes en el Reino Unido suelen ver a los triunfantes primeros ministros frente a las escaleras de Downing Street tras el día después de la elección. Este año, las cosas parecen ser muy diferentes.

Tras los comicios del jueves, los británicos tendrán un Parlamento sin mayoría absoluta -conocido como hung parliament-, algo que no ocurría desde 1974.

Los resultados de las elecciones generales no son concluyentes, pero a falta de menos de 30 escaños por contabilizar, de un total de 650, el Partido Conservador (centro-derecha) se hizo de la mayor cantidad de bancas (ver recuadro).

Pero no es suficiente para dar a su líder, David Cameron, el cargo de primer ministro.

El Partido Laborista (centro-izquierda), del actual mandatario Gordon Brown, perdió decenas de bancas, pero no la posibilidad de seguir gobernando. Se trata del peor retroceso laborista en número de escaños desde 1931.

En tanto, el que prometía ser la gran sorpresa de la elección, el líder del Partido Liberal Demócrata (centro), Nick Clegg, terminó sufriendo una "decepción" -tal cual dijo-, al perder bancas en relación a los comicios de 2005.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La agrupación esperaba mejorar su actuación tras el buen desempeño de Clegg en los debates televisivos y encuestas que le otorgaban un sólido tercer lugar, capaz de inclinar la balanza de poder.

A falta de un partido con mayoría absoluta en el Parlamento, las opciones ahora son la de formar una coalición o gobernar en minoría.

Como actual ocupante del número 10 de Downing Street, es facultad de Brown decidir si puede lograr un acuerdo para permanecer en el poder o si debería renunciar.

El primer ministro ya autorizó a los funcionarios públicos a ofrecer apoyo acerca de cómo formar un gobierno a los políticos de todas las partes involucradas en las discusiones.

La pregunta de qué pasará ahora, aseguran expertos, podrá permanecer sin respuesta hasta el final de este viernes, e incluso durante algunos días.

clic Lea también: ¿Cuáles son los escenarios posibles?

¿Y ahora?

Cameron aseguró que los laboristas han perdido su mandato para gobernar.

En cifras

  • El Partido Conservador obtuvo el 36% del voto popular. Un incremento del 3,9% con respecto a las elecciones de 2005.
  • El Partido Laborista, el 29,3%. Representa una pérdida de 6,3%.
  • El Partido Liberal Demócrata, el 22,9%, un punto porcentual más que en 2005.
  • Otros partidos obtuvieron el 11,8% de los votos.
  • La participación alcanzó el 65%, cuatro puntos porcentuales más que en 2005.

Mientras que Brown afirmó que es su obligación intentar que el Reino Unido tenga un gobierno fuerte y estable.

Los candidatos, al igual que la mayoría de los británicos, ignoran lo que pasará a continuación.

Los líderes de los partidos tienen ahora que dar sentido a esta situación de confusión.

Brown podría intentar hacer un trato con los liberales demócratas.

Si el primer ministro no lo intenta o no lo logra, entonces Cameron tendrá que decidir si hace acuerdos con partidos de menor importancia para gobernar en minoría. También podría tratar de atraer a Clegg, dándole un lugar en una coalición.

Clegg anunció que mantiene su opinión de que el partido con más votos y escaños, es decir los conservadores, deben tratar de formar un gobierno.

Largas filas

Recuento de votos

Muchas personas no pudieron votar porque cerraron los centros de sufragio.

Muchos votantes perdieron su oportunidad de sufragar. En varios puestos electorales del Reino Unido se vieron largas filas de personas a las que, en algunos casos, les cerraron las puertas al cumplirse el horario de votación, a las 22:00 hora local.

Hubo escenas de angustia y enojo. Podría haber cuestionamientos legales de votantes y candidatos que perdieron por estrecho margen.

Y cada partido tuvo sus decepciones.

Por ejemplo, los laboristas vieron a dos de sus ex ministros del Interior derrotados, Jacqui Smith y Charles Clarke, pero los jefes de las carteras de Educación, Ed Balls, y de Comunidades, Hazel Blears, consiguieron retener sus asientos en el Parlamento.

En algunos casos, parecía que los votantes estaban tomando decisiones en el nivel local en lugar de basar su voto en asuntos de interés nacional.

clic Lea también: Algunos británicos no pudieron votar

El Reino Unido vota

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.