Corea del Norte "comprometida" a retomar diálogo nuclear

Kim Jong-Il y Hu Jintao
Image caption El encuentro entre ambos líderes no fue confirmado sino hasta concluida la visita.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, se comprometió en China a crear las condiciones necesarias para retomar las negociaciones sobre el desarme nuclear de su país, informaron medios de comunicación estatales chinos.

"La RDPC (Corea del Norte) trabajará con China para crear condiciones favorables con el fin de reanudar las negociaciones a seis bandas", dijo Kim según señaló la agencia estatal de noticias chinaXinhua.

Las declaraciones del mandatario norcoreano sólo fueron confirmadas tras concluir una visita no oficial a Pekín, en la cual fue recibido por el presidente chino Hu Jintao.

Las conversaciones a seis bandas -que buscan desmantelar la capacidad nuclear de Pyongyang- son auspiciadas por China y en ellas participan Corea del Norte, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón y Rusia.

Sin embargo, éstas han estado suspendidas desde abril de 2009 cuando Corea del Norte abandonó la mesa de negociaciones luego de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le impusiera sanciones por haber realizado una prueba nuclear.

Fragilidad y compromiso

Imágenes de televisión mostraron a un frágil Kim Jong-il durante su encuentro con Hu, en donde ninguno de ellos dio detalles sobre cuándo se reactivarán las estancadas conversaciones sobre la "desnuclearización" de la península coreana.

De acuerdo con el corresponsal de la BBC en Pekín Michael Bristow, los comentarios de Kim podrían ser una buena noticia para aquellos que tratan de persuadir a Pyongyang de que renuncie a sus ambiciones nucleares.

Sin embargo, aclaró Bristow, un análisis minucioso de las palabras del mandatario norcoreano sugieren que se trata de una meta distante.

"El líder de Corea del Norte no se comprometió del todo, ni con entusiasmo, a las negociaciones", agregó.

Ambos líderes acordaron profundizar los vínculos económicos y analizar nuevos proyectos de inversión.

Mucho se ha informado en torno a la salud de Kim. Se cree que el líder norcoreano, de 68 años, sufrió una apoplejía en 2008.

La especulación en torno a su salud ha aumentado la incertidumbre acerca de un posible sucesor y el impacto que esto tendría sobre la capacidad nuclear norcoreana.

La visita de Kim a Pekín, que según la agencia norcoreana de noticias terminó el viernes, fue la quinta que realiza a China tras reemplazar a su padre como gobernante en 1994.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.