El Papa admite "pecados" dentro de la iglesia

El Papa visita Portugal
Image caption Benedicto XVI se reunió con el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva.

El papa Benedicto XVI reconoció este martes que los escándalos de pederastia por parte de sacerdotes demuestra que la mayor amenaza al catolicismo proviene del "pecado" que existe dentro de la Iglesia Católica.

El pontífice hizo estas declaraciones durante su viaje a Portugal, donde inició una visita de cuatro días.

En un encuentro con los periodistas que lo acompañan en su gira, el Papa admitió que la iglesia debía reconocer esa "aterradora verdad".

Los críticos habían acusado al Vaticano de tratar de culpar a los medios de comunicación y a sus oponentes de la intensificación de los escándalos de pederastia. Pero el Papa dejó claro que el origen de todo ello está en la propia iglesia y añadió que el perdón "no reemplaza a la justicia".

Según David Willey, corresponsal de la BBC para temas del Vaticano, quien se encuentra viajando con el pontífice, los comentarios de Benedicto XVI han sido los más directos y enérgicos hasta el momento con respecto a los escándalos de abusos sexuales por parte sacerdotes.

"Necesidad de penitencia"

"Hoy vemos de una manera aterradora que la gran persecución no proviene de enemigos de afuera, sino que es hija del pecado dentro de la Iglesia Católica", dijo el pontífice.

El Papa agregó que la institución tiene una "necesidad muy profunda" de reconocer que debe hacer penitencia por sus pecados y "aceptar la purificación".

En los últimos meses, el Vaticano ha estado en la mira por su manejo de los casos de curas pederastas en numerosos países.

El mismo Papa se ha visto afectado, después de que varios periódicos lo acusaran de ser parte de una cultura de secretismo, al supuestamente haber encubierto a curas pederastas.

Sin embargo, sus seguidores afirman que Benedicto XVI ha sido el pontífice que más ha hecho para confrontar el problema de los abusos sexuales.

"Crisis espiritual"

El pontífice llegó este martes a Lisboa, donde inició una gira que incluye visitas al Santuario de Fátima y a la ciudad de Oporto.

Image caption La visita del Papa coincide con la conmemoración del aniversario de la aparición de la virgen de Fátima.

El viaje de Benedicto XVI a Portugal está centrada en las conmemoraciones del aniversario de las apariciones de la virgen de Fátima e incluye varias misas en espacios abiertos que se espera que sean multitudinarias.

Funcionarios de la Iglesia Católica adelantaron que el pontífice se referirá a la crisis espiritual y económica que atraviesa Europa. Portugal ha sido una de los países europeos más afectados por la turbulencia financiera de 2008 y por los coletazos de los problemas que sufre Grecia.

Sobre estos temas, el Papa adelantó a la prensa que no se puede olvidar el componente ético de las finanzas y advirtió que actualmente se vive en un puro pragmatismo económico que prescinde de la realidad del hombre y que no dará frutos, sino que creará dificultades.

Aunque casi el 90% de los portugueses dicen ser católicos, sólo un 20% asiste regularmente a misa, afirma Willey.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.