Tailandia amplía el toque de queda

Limpieza del lugar donde se ubicaba el campamento de los "camisas rojas" en Bangkok.
Image caption Miles de voluntarios limpian el lugar usado durante semanas como campamento por los "camisas rojas".

El toque de queda nocturno se extenderá otros dos días más en la capital tailandesa, Bangkok, y en otras provincias del país, según comunicó el primer ministro.

La medida entró en vigor el miércoles después de que la capital viviera los peores disturbios de su historia reciente, en los que perdieron la vida más de 50 personas y otras 400 resultaron heridas.

Lea: Tailandia impone el toque de queda

El primer ministro Abhisit Vejjajiva fue el encargado de dar la noticia en un mensaje televisado. "Por lo que respecta a esta noche y a la de mañana, se anuncia un toque de queda".

Abhisit dijo en su mensaje semanal a los tailandeses que aún no se había tomado una decisión sobre las horas en que se aplicaría la medida, pero que lo más probable es que empezara a las 23.00 o medianoche (17.00 o 18.00 GMT) y terminara a las 05.00 (22.00 GMT).

Reapertura de escuelas y oficinas

A pesar de esta medida de excepción, el primer ministro aseguró que el país está volviendo a la calma. "El tráfico y todo lo demás volverá a la normalidad el lunes. Las oficinas estatales y las escuelas volverán a abrir", afirmó.

También defendió el asalto que el ejército efectuó el miércoles sobre el campamento instalado por los "camisas rojas" en la zona comercial de la ciudad, después de recibir duras críticas de grupos de derechos humanos internacionales.

El sábado las fuerzas del orden habían mostrado un arsenal de armas que, aseguraron, pertenecía a los manifestantes antigubernamentales.

Vea: imágenes de las protestas

Dos meses de protestas

Image caption El futuro de Tailandia pasa o por la reconciliación o por la vuelta a la violencia, según los analistas.

La pregunta que se hacen los observadores es si los disturbios de esta semana representan el último episodio de la crisis política o si la violencia se intensificará y podría acabar desembocando en una guerra civil.

Los manifestantes desalojados el miércoles habían ocupado grandes áreas de la ciudad desde mediados de marzo.

El balance de muertos desde ese mes ofrecido por las autoridades asciende a 85 personas.

Los "camisas rojas" sostienen que el gobierno actual llegó al poder de manera ilegítima y exigen la renuncia del primer ministro, Abhisit Vejjajiva, así como la celebración de nuevas elecciones.

Muchos de los opositores provienen de las áreas rurales pobres del norte del país, donde el apoyo al ex primer ministro Thaksin Shinawatra -quien fue depuesto por un golpe en 2006- es muy fuerte.

Alegan que el actual gobierno es ilegítimo porque llegó al poder a través de un voto parlamentario luego de que el gobierno de Shinawatra fuera forzado a abandonar el poder en diciembre de 2008 por una decisión de la Corte Constitucional alegando fraude electoral.

Contenido relacionado