Ejército EE.UU., más cerca de abrir las puertas a homosexuales

Siluetas de soldados estadounidenses.
Image caption De ser aprobada la derogación de la ley, los soldados podrán declararse abiertamente homosexuales.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó a favor de derogar una ley que prohíbe a quienes sirven en las Fuerzas Armadas declararse abiertamente homosexuales.

La medida ha sido impulsada por el gobierno de Barack Obama, que considera la política vigente sobre el trato a los militares homosexuales discriminatoria, y cuenta con el apoyo de las organizaciones defensoras de los derechos civiles.

Tras el visto bueno de la cámara baja, con 234 votos a favor y 194 en contra, el proyecto pasará a ser tratado el próximo mes por el Senado.

De ser aprobado el cambio de legislación, los soldados podrán declararse abiertamente homosexuales sin temor a ser excluidos.

Ley del silencio

Desde 1993, según la ley conocida como "Don't ask, don't tell" ("No digas, no preguntes"), los gays, lesbianas y bisexuales pueden servir en el Ejército, sólo si mantienen su orientación sexual en secreto.

La prohibición, que fue introducida hace 17 años bajo la administración de Bill Clinton, contempla incluso la expulsión de los soldados homosexuales si su orientación sexual se hace pública.

El corresponsal de la BBC en Washington David Willis, indicó que los partidarios de la derogación de esta ley creen que "socava el principio de igualdad de oportunidades".

Además, "argumentan que (la ley) no tiene sentido en un momento en el que Estados Unidos está luchando en Afganistán e Irak y puede haber necesidad de tropas adicionales", explicó Davis.

Lea también: EE.UU.: ¿fin del veto a gays en el Ejército?

"Honestidad e integridad"

Image caption El presidente Obama promueve la derogación de la ley para acabar con lo que considera una discriminación.

Tras conocerse el resultado de la votación, el presidente Barack Obama, saludó el "importante paso" hacia la revocación de la norma del "no digas, no preguntes".

"Esta legislación ayudará a que nuestras Fuerzas Armadas sean más fuertes y más inclusivas al permitir a los soldados gays y lesbianas servir con honestidad e integridad", afirmó el presidente.

Por su parte, los republicanos han pedido esperar a que el Pentágono certifique si esa decisión no afectará a las capacidades de defensa de Estados Unidos antes de introducir cambios en la norma, lo que podría retrasar la aprobación de la ley hasta fin de año.

En ese mismo sentido, el secretario de Defensa, Robert Gates, pese a mostrarse favorable a la derogación de la ley, destacó la importancia del informe que evaluará las implicaciones de esta posible decisión.

13.500 soldados vetados

Según el congresista demócrata Patrik Murphy, 13.500 jóvenes estadounidenses que están dispuestos a dar su vida por la patria, han sido expulsados del Ejército por su condición sexual desde 1993, cuando se aprobó la medida bajo la administración Clinton.

Entonces, se buscó esta norma como "término medio" entre la propuesta del ex presidente demócrata que quería levantar la prohibición de servir a los homosexuales en el Ejército y quienes lo consideraban contraproducente.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.