Desafiaron el calor para protestar ley de Arizona

Miles de personas marcharon este sábado hacia el capitolio de Phoenix, la capital de Arizona, en protesta por la ley que criminaliza la inmigración de indocumentados en ese estado de Estados Unidos.

Image caption Miles marcharon en Phoenix en señal de protesta por ley contra inmigrantes indocumentados.

Los manifestantes acudieron desde todas partes del país para reunirse en el parque Indian School del centro de la ciudad y recorrer a pie unos ocho kilómetros hasta la sede del gobierno estatal, donde le reclamaron a la gobernadora Jan Brewer la anulación de la polémica ley anti-inmigrante.

Vestidos de blanco y portando carteles y banderas de Estados Unidos, los participantes desafiaron las altas temperaturas de este sábado y coparon las calles del centro de Phoenix lanzando consignas como "Sí se puede" y "Arizona está caliente y Washington presente".

Muchos de los asistentes vistieron camisetas que decían "Indocumentado". Los letreros llevaban mensajes como "Legalizar a Arizona", "Obama mantén tu promesa", "Eh, Brewer: yo ya leí la ley, ahora tu lee la constitución" o "Soy ilegal y no te tengo miedo".

Un grupo sostenía una piñata con la figura de la gobernadora Brewer y las palabras "El racismo es feo".

Participe: ¿Qué opina de la ley de Arizona?

Jornada pacífica

Medios locales informaron sobre una fuerte presencia policial en la zona. Sin embargo, no se produjeron arrestos y la actividad se desarrolló en calma.

Image caption Los supremacistas blancos también se hicieron presentes en la manifestación.

"Arizona es el campo de pruebas de la legislación anti-inmigrante más draconiana en este país", exclamó Pablo Alvarado, presidente de la Red Nacional de Jornaleros Diarios (NDLON por sus siglas en inglés).

"Queremos detener el avance de la ley por el país", agregó el activista.

Además de la derogación de la ley SB 1070, los manifestantes también pidieron al presidente Barack Obama que ordene a las autoridades federales no aceptar la custodia de detenidos que son indocumentados y que el gobierno revoque los programas que obligan a la policía a detener y detectar a inmigrantes sin los debidos papeles migratorios.

Los organizadores de la protesta, el Movimiento Puente contra la ley SB 1070 y la coalición de organizadores que propician una reforma migratoria integral, calcularon que cerca de 75.000 personas participaron en la marcha. La policía rehusó ofrecer una cifra sobre el número de asistentes, pero otras fuentes oficiales de la ciudad dijeron que alcanzaban los 25.000.

Alto Arizona

La marcha denominada "Alto Arizona" es la cuarta que se celebra en Phoenix desde que Brewer promulgó la polémica legislación el pasado 23 de abril.

Los opositores a la ley, que obliga a los agentes policiales a detener a cualquier persona que les parezca "razonablemente sospechosa" de ser un indocumentado, afirman que es inconstitucional y fomenta a la discriminación racial contra los hispanos. La medida entrará en vigor el 29 de julio.

Para que los manifestantes pudieran viajar desde otras ciudades estadounidenses los opositores a la ley suspendieron para este fin de semana el llamado a boicotear al estado.

Mientras, en una ciudad aledaña a Phoenix varios miles de personas se congregaron en el estadio Tempe Diablo para declarar su apoyo a la legislación.

La manifestación denominada "Apoya a Arizona" fue organizada por el movimiento conservador Tea Party.

El Álamo

Una integrante de ese movimiento, Gina Loudon, calificó a Arizona "El Álamo de EE.UU" en su lucha contra la inmigración de indocumentados y personas "peligrosas".

"Exhortamos a todos los estadounidenses a defender nuestro Álamo de la mejor manera posible", añadió Loudon.

En la Batalla de El Álamo de 1836 un reducido grupo de colonos de origen estadounidense fue derrotado por tropas mexicanas en el actual estado de Texas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.