BP espera contener derrame en 24 horas

Robot realiza labores de contención del vertido en el Golfo de México
Image caption El uso de robots submarinos es el nuevo método con el que BP espera contener el vertido.

British Petroleum (BP) espera contener el derrame de crudo en el Golfo de México en las próximas 24 horas, según dijo el responsable de operaciones, Doug Suttles.

Robots submarinos intentan desde el martes cortar la parte superior de la tubería por la que se escapa el petróleo para luego colocarle una cúpula encima que conduzca el flujo hacia la superficie, donde sería almacenado.

La noticia se conoce el mismo día que el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, anunció una investigación civil y penal del peor derrame de petróleo de la historia del país.

Lea: anuncian investigación judicial

Holder no precisó a qué compañías o individuos apuntarán las pesquisas.

Pozos alternativos

La agencia Reuters citó a responsables de BP que dijeron que "cooperarían con cualquier investigación que decida emprender el Departamento de Justicia".

Las acciones de BP se desplomaron el martes después de conocerse el fracaso de top kill, el último intento por contener el vertido, que consistía en bombear lodo sobre la apertura.

Lea: Las acciones de BP caen un 13%

El responsable de operaciones dijo: "Si todo va bien, en las próximas 24 horas, podría estar contenido (el derrame)".

Pero subrayó la necesidad de guardar la cautela, ya que el éxito no está garantizado y pidió "recordar la dificultad de las operaciones a un kilómetro y medio de profundidad".

BP también ha aclarado que eso no detendrá el flujo petrolero, lo que sólo se logrará cuando se completen los dos pozos alternativos que perfora y que se espera que estén listos en agosto.

Lea: derrame podría durar hasta agosto

El peligro del nuevo método

Científicos asesores del gobierno estadounidense advirtieron que el nuevo procedimiento podría ser contraproducente ya que si falla aumentaría hasta un 20% la cantidad de petróleo expulsada y la Casa Blanca dijo que no cree que BP esté siendo transparente sobre éste, según dijo el periodista de la BBC Richard Lister, desde Washington.

Lea: BP en su apuesta más arriesgada

Image caption El fiscal general de EE.UU., Eric Holder, anunció el inicio de una investigación civil y penal.

El martes, el presidente de EE.UU., Barack Obama, describió el vertido como "el mayor desastre medioambiental de este tipo de nuestra historia", y prometió llevar a los responsables ante la justicia.

Lea: ¿El Katrina de Obama?

Al anunciar el inicio de la investigación penal en una visita a la zona costera afectada, Holder agregó: "Aplicaremos todo el peso de la ley a cualquiera que haya violado la legislación (...) Seremos meticulosos, exhaustivos y enérgicos".

Tras varias semanas de intensas audiencias en el Congreso, muchos parlamentarios creen que se deberían empezar acciones legales contra la petrolera británica para determinar qué leyes fueron ignoradas y qué controles de seguridad no se cumplieron.

El Departamento de Justicia ha ordenado a BP conservar toda la documentación que tenga en su poder y que pudiera contribuir a esclarecer las causas del accidente.

El derrame empezó el 20 de abril cuando la plataforma Deepwater Horizon operada por BP explotó, causando la muerte de 11 trabajadores y destruyendo las tuberías submarinas con las que se canalizaba el petróleo.

Cálculos de agencias gubernamentales estadounidenses estiman que entre 75 y 163 millones de litros se han vertido al agua, lo que amenaza el delicado ecosistema de las costas del sur estadounidense y eventualmente las del norte de la cuenca del Mar Caribe.

Según BP los costos asociados a los trabajos de emergencia y limpieza se acercan a los US$1.000 millones, incluyendo los US$40 millones en pagos directos realizados a afectados por el accidente.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.