Mujeres, ganadoras de elecciones primarias en EE.UU.

Meg Whitman, candidata republicana
Image caption Whitman es la primera mujer nominada a la gobernación de California por el Partido Republicano.

Las mujeres han sido las grandes ganadoras de una docena de elecciones primarias llevadas a cabo de Estados Unidos, en las que los votantes han designado a los candidatos demócratas y republicanos para los comicios de noviembre próximo donde se eligirán legisladores y gobernadores.

En California, dos ex ejecutivas, Meg Whitman, de la firma eBay, y Carly Fiorina, de Hewlett-Packard, ganaron respectivamente las nominaciones republicanas para la gobernación estatal y el Senado.

En Arkansas, tras una campaña de alto perfil, la senadora demócrata Blanche Lincoln dio la sorpresa al imponerse en la batalla para mantenerse como candidata.

Las encuestas vaticinan un recorte de la mayoría que tiene el Partido Demócrata, del presidente Barack Obama, en el Congreso.

"Tea Party"

Image caption La dos veces senadora Lincoln sorprendió al vencer en la contienda.

En la carrera en Arkansas, la dos veces senadora Lincoln derrotó por estrecho margen al vicegobernador, Bill Halter.

En la de California, Whitman fue nominada para intentar reemplazar al gobernador, Arnold Schwarzenegger, si derrota electoralmente al ex gobernador demócrata Jerry Brown.

Whitman, una multimillonaria que invirtió US$70 millones de su propio dinero en la campaña, es la primera mujer nominada a la gobernación por el Partido Republicano.

En noviembre, Fiorina dará la batalla en California para ocupar el escaño de la senadora demócrata Barbara Boxer.

Mientras, en Nevada los republicanos escogieron a la ultraconservadora Sharron Angle para que rete en las urnas a Harry Reid, el líder de la mayoría en el Senado, cuya popularidad ha bajado en picada.

Ex maestra, Angle contó con el apoyo de las bases conservadores que integran el movimiento conocido como Tea Party y han expresado su malestar con la clase política instalada en Washington.

Racial

Otra favorita del Tea Party, la republicana de Carolina del Sur, Nikki Haley, quien aspira a convertirse en la primera mujer gobernadora del estado, logró pasar a una segunda ronda en la que se determinará si ella u otro aspirante disputará al demócrata Vincent Sheheen el cargo de gobernador.

Image caption Nikki Haley aspira a convertirse en la primera gobernadora de Carolina del Sur

Haley cuenta con el apoyo de la ex candidata a vicepresidenta Sarah Palin.

La republicana tuvo que enfrentar dos acusaciones sin pruebas de que cometió adulterio, en un estado en el que el actual gobernador, Mark Sanford, reconoció públicamente sus infidelidades con una amante en Argentina.

La campaña se volvió agria, con connotaciones raciales, cuando un partidario del oponente de Haley -hija de un inmigrante indio de religión sikh- se sirvió de un término despectivo para aludir al uso de turbante por parte de su padre.

El periodista de la BBC en Washington Steve Kingstone dijo que, aunque en las primarias varias figuras de relieve fueron derrotadas, la gran mayoría de los actuales legisladores logró sobrevivir.

Los comicios de noviembre próximos son considerados como un referendo sobre el gobierno de Obama.

Los analistas no descartan que los demócratas puedan llegar a perder el control de una o las dos cámaras del Congreso.

Los demócratas tienen 59 asientos en el Senado, incluyendo dos asientos en poder de independientes, y cuentan con una mayoría de unos 40 escaños en la Cámara de Representantes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.