Última actualización: miércoles, 16 de junio de 2010 - 19:11 GMT

BP creará fondo de compensación con US$20.000 millones

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, logró que British Petoleum (BP) se comprometa a destinar US$20.000 millones como aporte inicial para un fondo de compensación independiente para los afectados por el derrame petrolero en el Golfo de México.

"Estos US$20.000 millones asegurarán que las reclamaciones de personas y empresarios serán respetadas", dijo Obama.

"Además, es importante destacar que esto no es un tope. El pueblo del Golfo tiene mi compromiso de que BP cumplirá con sus obligaciones", agregó.

Obama realizó el anuncio tras reunirse con los principales directivos de la petrolera británica en la Casa Blanca, el primer encuentro que tienen desde la explosión y hundimiento de la plataforma de exploración Deepwater Horizon el pasado 20 de abril.

El fondo será independiente de BP y estará manejado por Kenneth Feinberg, quien administró el sistema de compensación de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El presidente anunció además la creación por parte de BP de un fondo de US$100 millones para compensar a los trabajadores que perdieron sus empleos en la industria petrolera.

clic Participe: ¿Cómo evalúa la respuesta al derrame?

Barack Obama reunido este miércoles con los ejecutivos de BP

Obama se reunió este miércoles con los máximos ejecutivos de BP.

En la reunión, que estuvo cerrada a la prensa, junto a Obama estuvieron el vicepresidente, Joe Biden, el Almirante Ted Aleen, encargado de los trabajos de emergencia, y varios asesores.

Por el lado de BP asistieron el presidente de la empresa, Carl-Henric Svanberg; su jefe ejecutivo, Tony Hayward, y Lamar McKay, presidente de BP America.

Svanberg anunció tras el encuentro que BP dejará de pagar los dividendos trimestrales de este año para hacer frente a los gastos ocasionados por el vertido.

La decisión fue bien recibida por los mercados. Las acciones de BP subieron en torno a un 5% en la bolsa de Nueva York.

clic Lea: Obama: "Haremos que BP pague por el daño"

Desde el otro lado

Mientras se realizaba la reunión, un pequeño grupo se manifestaba frente la Casa Blanca contra la petrolera británica, a la que acusan de negligencia, y contra el gobierno, del que consideran que no ha exigido lo suficiente para que BP controle el derrame.

Aunque Washington y Londres han aclarado que el hecho de que BP sea británica no afecta al tratamiento que recibe, el gobierno del Reino Unido le dijo a la BBC que debe garantizarse que la compañía no vaya a enfrentar reclamos injustificados.

clic Lea también: Derrame, las lecciones de México

El primer ministro británico, David Cameron, aseguró que BP -de capital privado, pero uno de los emblemas industriales de Gran Bretaña- "no se escabullirá" de sus responsabilidades

"Aunque es importante que ellos (BP) paguen los reclamos razonables, ciertamente necesitan un nivel de certeza (…) de que no habrá reclamos del derrame que sean presentados tres o cuatro veces", dijo Cameron.

Fuentes del Instituto de Petroleo Etadounidense (API, por sus siglas en inglés), que representa a la industria petrolera, declinaron comentar a BBC Mundo si la cada vez más dura aproximación gubernamental hacia BP hubiera sido diferente si el accidente lo hubiera generado una empresa nacional.

Nuevo sistema de recolección

Este miércoles, BP anunció que estableció un segundo conducto para capturar parte del crudo que fluye del pozo submarino.

Imagen del foco del derrame en el fondo marino.

El último cálculo cifra el flujo entre 5,5 y 9,4 millones de litros de petróleo diarios.

El fin de semana, el gobierno estadounidense le había exigido mejorar los sistema de recolección, a lo que los ingenieros respondieron con un plan que serviría para triplicar la capacidad de capturar el petróleo que alcanza la superficie del mar.

BP informó que con el nuevo mecanismo una porción del crudo y el gas de la fuga principal se lleva hasta un equipo semi-sumergido en el que se mezcla con aire comprimido para luego ser quemado en la superficie.

Todavía la petrolera no ha aclarado qué cantidad está siendo quemada por esta vía, que se une al sistema de embudo con el que desde hace una semana viene recogiendo una tercera parte de lo que fluye en buques cargueros.

Se espera que para fines de junio el 90% del derrame pueda ser recogido antes de mezclarse con el agua del Golfo, según el anuncio que hizo la noche del martes en su alocución desde la Oficina Oval el presidente Obama.

El último informe de los expertos del Servicio Geológico de EE.UU. establece el flujo de petróleo entre 5,5 y 9,4 millones de litros por día, la sexta corrección hacia arriba que hacen desde que empezó el desastre.

Hasta el martes, el total de crudo vertido era de 439 millones de litros, según los cálculos de los científicos oficiales.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.