Cuba se prepara para hacer frente al derrame del Golfo

Un buque tanque petrolero entra en La Habana
Image caption Las costas de Cuba están a sólo 145 kilómetros de La Florida.

Con el apoyo de Venezuela, Cuba se está preparando para lidiar con la eventual llegada a sus costas de parte del petróleo derramado en el Golfo de México.

"Sería una desgracia para Cuba, pero nos preparamos para ello como siempre nos hemos preparado para todas las cosas", dijo el vice ministro de Defensa cubano, general Ramón Espinosa, durante VIII Congreso Internacional sobre Desastres que se inauguró el martes en La Habana.

"Nos estamos preparando para hacer todo lo que esté a nuestro alcance y, por supuesto, recibir el apoyo de aquellos que tienen más experiencia en esto y enfrentarlo. No queda otro remedio" declaró el general.

Por el momento se han reportado manchas de petróleo a unos 160 kilómetros al noroeste de la isla.

Y algunas proyecciones consideran inevitable que las corrientes del golfo terminen llevándolas a las costas cubanas.

Las playas de Cuba son una de sus principales atracciones turísticas de la isla y el hogar de varias especies de tiburones, tortugas marinas y manatíes, algunas de ellas en peligro de extinción.

Experiencia venezolana

En el pasado, la nación caribeña ha lidiado con pequeñas manchas de petróleo producidas por desperfectos en buques tanque que se encontraban cercas de sus costas.

Pero Espinosa reconoció que Cuba carecía de la experiencia para hacer frente a un desastre de la magnitud del derrame que ha estado afectando el Golfo de México, desde la explosión de una plataforma de la compañía British Petroleum (BP), el 20 de abril.

El jefe de la Defensa Civil de Cuba, general Ramón Pardo, confirmó sin embargo la presencia de un equipo de expertos venezolanos que están ayudando a las autoridades con sus preparaciones.

"Los venezolanos son especialistas, ya llevan 100 años explotando petróleo. Nosotros no llevamos tanto y por supuesto tenemos que aprovechar esa experiencia", explicó.

Aún no hay operaciones de explotación petrolera submarina frente a las costas de Cuba.

La empresa española Repsol YPF, sin embargo, tiene previsto empezar perforaciones exploratorias a finales de este año o a inicios del 2011.

Enfoque integral

El general Espinosa dijo no tener información sobre posibles coordinaciones con el gobierno de Estados Unidos o con BP, aunque tampoco descartó que estas se hubieran producido a otros niveles.

Las autoridades estadounidenses, por su parte, afirman haber discutido el problema del derrame con sus homólogos cubanos el mes pasado y estar compartiendo información sobre su evolución.

Image caption La petrolera Repsol tiene un contrato con Cuba para iniciar perforaciones submarinas.

En el caso de Estados Unidos, los esfuerzos por evitar la llegada de crudo hasta las costas han incluido la instalación de muros de contenedores de cables y plástico.

Algunas de las barreras están armadas con componentes químicos que solidifican el petróleo y facilitan así su recogida.

Otras acciones han incluido la quema controlada de crudo, así como emisiones de "dispersantes", una medida que sin embargo ha provocado inquietud entre ecologistas y algunos científicos por las posibles consecuencias que puede tener para la vida marina.

En el caso de Cuba, las autoridades parecen estar apostando por un amplio abanico de medidas de prevención.

Éstas incluirían "la preparación costera, la vigilancia, creando todas las condiciones, preparando a la población que vive en estas costas que pueden ser impactada", detalló el jefe de la Defensa Civil.

El VIII Congreso Internacional sobre Desastres, en el que participan más de 350 delegados de 37 países, concluirá el próximo viernes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.