Times Square: sospechoso se declara culpable

Faisal Shahzad
Image caption Shahzad dijo haber tratado atentar en Nueva York por la ocupación estadounidense de Afganistán, Irak y Somalia.

El ciudadano paquistaní nacionalizado estadounidense que en mayo pasado intentó hacer estallar un coche bomba en Times Square, en pleno centro de Nueva York, se declaró culpable de todos los cargos que se le imputan.

Faisal Shazad, de 30 años, fue presentado la tarde del lunes ante una corte federal en Manhattan para responder a los 10 cargos que se formularon en su contra, desde intento de uso de armas de destrucción masiva hasta terrorismo internacional.

"Estaremos atacando a EE.UU. y yo me declararé culpable de eso", dijo Shazahd, tras responder al juez que se declaraba culpable y añadió que su motivo era la ocupación estadounidense de Afganistán, Irak y Somalia.

La acusación asegura que Shahzad fue entrenado en el uso de explosivos en campamentos de al-Qaeda en Pakistán.

Además, sostiene que recibió US$5.000 en febrero pasado de un "co-conspirador" que se cree que sería parte de la rama del grupo extremista islámico Talibán que opera en Pakistán. La misma fuente le habría entregado US$7.000 adicionales en abril.

Si es hallado culpable podría ser sentenciado a cadena perpetua por el fallido atentado, que de haber sido exitoso habría costado la vida de decenas de personas que estaban en la céntrica Times Square la noche del 1 de mayo pasado.

Colaborador

Según las autoridades, desde que fue capturado a bordo de un avión en el que pretendía viajar a Dubai, Shazhad ha colaborado y ha aportado información que ha conducido al arresto de varias personas en Pakistán y en EE.UU.

Los investigadores aseguraron que Shazhal solicitó un abogado dos semanas después de su arresto, pese a que se le habían leído sus derechos poco después de ser aprehendido.

Shazhad está casado y tiene dos hijos en su natal Pakistán. En 2009, se nacionalizó estadounidense después de varios años en el país en los que llevó una vida que fue calificada como "ejemplar".

En los últimos años, más de una docena de personas que han adquirido la ciudadanía estadounidense o han logrado la residencia en este país han sido acusadas de organizar o apoyar acciones extremistas en territorio de EE.UU.

Uno de ellos es el oficial del ejército Nidal Hasan, estadounidense de padres palestinos, quien es acusado del asesinato de 13 personas al irrumpir disparando en un centro de evaluación médica del Fuerte Hood, en Texas.

Otro es Najibullah Zazi, un conductor de autobús del aeropuerto de Denver, Colorado, que en febrero pasado se declaró culpable de planear un atentado contra el metro de Nueva York.

Miedos

Image caption El fallido atentado con auto-bomba en Nueva York reactivó el temor a las acciones extremistas.

El fallido atentado con auto-bomba en Nueva York reactivó el temor a las acciones extremistas latente entre los estadounidenses desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

También generó críticas de sectores conservadores sobre el manejo de la política antiterrorista de la Casa Blanca, la que consideran que estaría desmontando los controles que mantuvieron al país libre de atentados en los últimos nueve años.

Los críticos ofrecen el argumento de la seguidilla de eventos del último semestre: tiroteo en noviembre en Fort Hood, Texas, por parte de un mayor del ejército de origen palestino que causó la muerte de 13 militares y el intento de derribo de un avión en Detroit en diciembre por parte de un nigeriano que llevaba explosivos en su ropa interior.

Aunque casi todos reconocen que se han mejorado los canales de comunicación entre los factores involucrados en inteligencia y seguridad, algunos destacan que el atentado en Times Square no se concretó por mala confección del explosivo y no por las labores preventivas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.