Última actualización: martes, 29 de junio de 2010 - 20:43 GMT

Rusia y EE.UU muestran cautela en el caso de los presuntos espías

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, dijo este martes que espera que el arresto en Estados Unidos de once personas -entre ellas dos de origen sudamericano- que presuntamente espiaban para Moscú no dañe la relaciones entre los dos países.

Putin mencionó el caso durante un breve encuentro con el ex presidente de EE.UU, Bill Clinton, quien se encontraba de paso por la capital rusa para participar en una conferencia internacional sobre comercio e inversión.

"Llegas en buen momento: tu policía (la de los EE.UU.) está fuera de control y están arrojando a la gente a la cárcel. Pero bueno, cada quien hace su trabajo", dijo Putin al recibir a Clinton en su residencia de Novo-Ogariovo, a las afueras de Moscú.

clic Lea: EE.UU. arresta a once "espías rusos"

"Sólo espero que todos los avances que se han conseguido en nuestra relación no se vean perjudicados por este suceso", agregó.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

En un tono similar, el gobierno de EE.UU. rechazó este martes que este capítulo interfiera en las relaciones bilaterales con Rusia.

Un portavoz del Departamento de Estado recordó que se han dado avances significativos desde que el presidente Barack Obama llamase a comenzar de nuevo las relaciones con Moscú hace 18 meses y afirmó que esta cooperación continuará.

clic Lea: "Espías": entre la Guerra Fría y la "cumbre de la hamburguesa"

El Departamento de Justicia de EE.UU. informó del arresto el domingo de diez personas en redadas en Nueva York, Boston, Nueva Jersey, Arlington y Washington.

Un undécimo sospechoso, que había conseguido huir, fue detenido este martes en el aeropuerto de Larnaca, Chipre, mientras intentaba tomar un vuelo hacia Budapest.

clic Lea: Los sudamericanos del escándalo de espionaje en Estados Unidos

"Esperamos comprensión"

Nada más conocerse la noticia, las autoridades rusas desestimaron la afirmación de las autoridades estadounidense de que una célula de espías bajo las órdenes de Moscú ha estado operando en EE.UU. por más de una década.

Se trata de ciudadanos rusos que en algún momento fueron a parar a terirtorio norteamericano. Pero no han cometido actos dirigidos contra los intereses de Estados Unidos.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia

"En algunos casos se trata de ciudadanos rusos que en distinto tiempo fueron a parar a territorio norteamericano", confirmó el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Andréi Nesterenko.

Pero los detenidos "no cometieron actos dirigidos contra los intereses de EE.UU", recalca un comunicado publicado en la página web de la cancillería rusa.

La nota también hace un llamado a los autoridades estadounidenses a mostrarse "comprensivas" y a tomar en cuenta "el carácter positivo de la actual etapa del desarrollo de las relaciones de relaciones ruso-norteamericanas".

Más temprano, la cancillería se había referido a los arrestos como "un rezago de la Guerra Fría" y lamentado que la acción se hubiera producido "en momentos en los que el gobierno de Barack Obama habla de un nuevo comienzo en sus relaciones con Moscú".

Ciudadanos sudamericanos

Clinto reunido con Putin en su residencia de las afueras de Moscú

Putin aprovechó la visita de Clinton para mandar un mensaje conciliador a Washington.

Entre las once personas arrestadas por supuestamente espiar para el gobierno ruso se encuentra la periodista peruana-estadounidense Vicky Peláez, una columnista del periódico hispano El Diario/La Prensa, quien fue detenida junto Juan Lázaro, su esposo de origen uruguayo pero que también cuenta con nacionalidad peruana.

La pareja, detenida el domingo en su residencia de Yonkers, al norte de la ciudad de Nueva York, afronta cargos de "conspiración" y "lavado de dinero", informó el Departamento de Justicia.

Documentos judiciales producto de una prolongada investigación de las autoridades estadounidenses indican que la pareja realizó durante varios años viajes a un país sudamericano que no fue identificado, desde donde "pasaban mensajes encubiertos" a las autoridades rusas y "recibían dinero" a cambio de sus servicios.

clic Lea: EE.UU./espionaje: ¿de qué los acusan?

Durante una nueva audiencia, que se llevará a cabo el 28 de julio en Manhattan, se decidirá si la pareja podrá salir en libertad bajo fianza.

El matrimonio podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel si son hallados culpable del cargo de conspiración y a un máximo de 20 años de prisión por el delito de lavado de dinero.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.