Alex, primer huracán de la temporada

Imagen del stélite del huracán Alex
Image caption El noreste de México y el sureste de Texas, donde Alex tocará tierra, permanecen en estado de alerta.

Alex, que ya dejó 12 muertos a su paso por Centroamérica, se convirtió en el primer huracán de la temporada en el Atlántico, tras fortalecerse al cruzar las aguas del Golfo de México.

Por el momento, es un ciclón de categoría 1 (la más baja de 5) en la escala Saffir-Simpson, con vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NCH por sus siglas en inglés).

El ojo del huracán avanza a una velocidad de 15 Kms/h y, según los meteorólogos seguirá cobrando fuerza hasta tocar tierra este miércoles por la tarde en algún punto de la costa sureste de Texas o el noreste de México.

Estados Unidos declaró el estado de emergencia en Texas.

Según un comunicado de la Casa Blanca, el presidente Barack Obama ordenó el envío de ayuda para colaborar en las situaciones de emergencia que podrían darse tras el paso de Alex.

Por su parte, México mantiene el estado de alerta de huracán en la franja que va desde la desembocadura del Río Grande hasta La Cruz.

Paralizada la limpieza del vertido

El fuerte oleaje que provocó Alex al atravesar el Golfo de México obligó a la Guardia Costera estadounidense a ordenar que regresaran a la costa las embarcaciones que trabajan en la limpieza de crudo del vertido de British Petroleum (BP).

Image caption El mal tiempo obligó a paralizar las labores de limpieza del vertido en tres de los estados más afectados.

Las labores tuvieron que paralizarse en Luisiana, Alabama y Florida, tres de los cuatro estados más afectados, aunque no se espera que el huracán afecte al sistema de contención que BP colocó en la plataforma Deepwater Horizon.

Además, México mantiene cerrados desde el domingo los puertos petroleros de Cayo Arcas y Dos Bocas, que sostienen el 80% de las exportaciones de crudo del país.

Otras compañías como Shell evacuaron al personal de sus plataformas en alta mar en aguas del Golfo de México ante el temor a las posibles consecuencias de Alex.

Las súbitas crecidas de los ríos y los deslizamientos de tierra que provocaron las torrenciales lluvias que dejó Alex en su recorrido por Centroamérica, se cobraron la vida de al menos 12 personas.

En Nicaragua, las autoridades registraron cinco muertes, la misma cifra que en el Salvador, junto a otras dos en Guatemala.

Primero en junio desde 1995

Alex se ha convertido en el primer huracán que se forma en el mes de junio en el Atlántico desde 1995.

Según la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA por su siglas en inglés), ésta será una temporada de huracanes "extremadamente activa".

Los meteorólogos vaticinaron que entre junio y el final de noviembre de este año podrían formarse hasta 14 huracanes, y entre 3 y 7 de ellos podrían ser de gran intensidad con vientos de más de 177 kms/h.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.