EE.UU.: nueva moratoria a búsqueda de petróleo en aguas profundas

Dispositivo con el que BP pretende controlar el derrame
Image caption La industria petrolera alega que la prohibición provocará la destrucción de muchos empleos.

El gobierno estadounidense dictó el lunes una nueva moratoria a la perforación petrolera en aguas profundas, medida que estará vigente hasta el 30 de noviembre.

Las empresas petroleras afectadas consideran innecesaria la decisión y advierten que provocará la pérdida de miles de empleos.

También el lunes, la firma británica BP anunció que había instalado exitosamente un nuevo dispositivo con el que podría contenerse todo el petróleo que se está derramando en su pozo averiado en el Golfo de México.

El anterior sello apenas conseguía detener cerca de la mitad del crudo.

El secretario de Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, justificó la decisión de imponer una nueva moratoria, alegando pruebas sobre la falta de preparación de la industria petrolera para contener un derrame de crudo, después del grave daño ecológico y económico causado por el que se produjo en abril en aguas del golfo de México.

La orden reemplaza otra moratoria de seis meses decretada anteriormente por el gobierno, cuya puesta en vigencia fue bloqueada por un juez federal.

El magistrado consideró sus efectos excesivamente severos. El gobierno de EE.UU. había intentado sin éxito la semana pasada que una corte de apelaciones reinstaurara la prohibición.

Lea: juez ordenó la reanudación de las perforaciones

Para evitar nuevos reveses judiciales, el departamento de Interior explicó que la nueva moratoria se basa en el material usado para la exploración y no en la profundidad a la que se realizan las actividades.

Mientras que la primera orden afectaba a todas las perforaciones submarinas a más de 150 metros de profundidad, la nueva concierne a todas las que empleen una válvula de contención -el dispositivo que causó la catástrofe en el golfo de México- con independencia de la profundidad.

Historial de seguridad

"Estoy basando mi decisión en la evidencia que crece cada día sobre la incapacidad de la industria para contener en aguas profundas una catástrofe, para responder ante un derrame de petróleo y operar con seguridad", añadió.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, explica que la medida oficial sólo afecta a 33 pozos considerados profundos que están siendo desarrollados en estos momentos en el golfo de México.

Chirinos dice que el reducido número de perforaciones no amenaza con afectar la marcha de los negocios petroleros en la zona, salvo en el caso de pequeñas compañías de servicio.

Pese a los argumentros sobre seguridad que presenta el gobierno, nuestro corresponsal infoma que la industria petrolera destaca el historial de seguridad de las operaciones que se llevan a cabo en la cuenca, en la que existen cerca de 4.000 pozos activos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.