Ley de Arizona empaña Juego de Estrellas del béisbol

Manifestación
Image caption Los detractores de la ley que criminaliza la inmigración ilegal han trasladado su batalla al béisbol.

Más de 100.000 aficionados en Estados Unidos reclamaron al comisionado de las Grandes Ligas que el Juego de Estrellas de béisbol no tenga lugar en Phoenix, Arizona, en 2011.

Una petición con 110.000 firmas será entregada al comisionado Bud Selig, quien se encuentra en la ciudad de Anaheim, a unos 54 kilómetros de Los Ángeles, donde este martes se efectuará el Juego de Estrellas en el estadio Ángel.

El dirigente del béisbol estadounidense no quiso reunirse este lunes con decenas de líderes de grupos que se oponen a la nueva ley de Arizona que criminaliza la inmigración de indocumentados, quienes han lanzado la campaña "Muevan el juego" ("Move the game").

Lea también: El gobierno de EE.UU. presenta una demanda contra Arizona

Luego de la Serie Mundial -la final de la liga-, el Juego de Estrellas es el principal evento del campeonato del béisbol estadounidense porque enfrenta a los mejores jugadores de la Liga Americana contra los de la Liga Nacional justo en la mitad de la temporada.

Diversidad

"Sabíamos que el comisionado Selig estaba dentro del hotel (Marriot) participando en distintas conferencias", explicó a BBC Mundo Roberto Lovato, del portal Presente.org, una organización defensa de los derechos de los hispanos en internet.

Lovato agregó que, tras intentar entrar al salón donde se encontraba Selig o entregar las firmas a algún funcionario de la Liga de Béisbol de Estados Unidos, "nos echó la policía de Anaheim".

Image caption Una cuarta parte de los peloteros que juegan en las grandes ligas son hispanos.

Hasta el momento, Selig no ha querido opinar sobre la celebración del juego estelar del próximo verano y ha manifestado su deseo de no mezclar deporte con política.

En mayo se limitó a comentar ante la prensa que el béisbol de Grandes Ligas tiene un prolongado récord de diversidad, ya que contrata a jugadores de minorías y ha tenido un papel clave en el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos.

"Lo hemos hecho bien y lo continuaremos haciendo bien", expresó el ejecutivo del deporte.

En efecto, una cuarta parte de los peloteros que juegan en las Grandes Ligas provienen de países del Caribe de habla hispana que comparten con los estadounidenses el gusto por el béisbol.

Pero el sindicato de jugadores declaró su oposición a la ley de Arizona y algunos –además de varios entrenadores- incluso han dicho que no asistirán al Juego de Estrellas de 2011 si se celebra en Phoenix.

Lea también: Arizona podría perder el juego

Protesta ante estrellas

Ante la imposibilidad de entregar la petición a mano, las agrupaciones que protestan por la ley de Arizona enviarán por correo a las oficinas de la Liga de béisbol profesional unas ocho cajas con las 110.000 firmas.

Image caption El comisionado de béisbol Bud Seling cree que este deporte jugó un papel clave por los derechos en EE.UU.

Además, están convocando a los aficionados hispanos a una manifestación frente al estadio Ángel este martes, antes de iniciarse el partido.

"Estamos aquí ahora y el día del juego para darle a conocer al señor Selig y al mundo entero de que nosotros estamos plenamente comprometidos con la justicia en Arizona", expresó Lovato.

El activista hispano insistió en que el comisionado de béisbol "se ponga de nuevo del lado de la historia", en referencia a la ocasión en que la liga profesional admitió al jugador negro Jackie Robinson, en 1947, cuando todavía en Estados Unidos reinaba la segregación racial.

Influencia deportiva

"Nosotros creemos que los deportes tienen una influencia mas allá de los estadios y del campo de juego", declaró por su parte Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA, por sus siglas en inglés).

Cabrera resaltó que, en 1993, la liga de fútbol estadounidense (NFL, por sus siglas en inglés) se negó a organizar en Arizona el Superbowl o Supertazón, porque el Estado no reconocía el Día de Martin Luther King.

"Tenemos que recordarle (a Selig) un poquito de la historia. Si fuera por él (Jackie) Robinson, jamás hubiera ingresado a la liga", agregó Cabrera.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.