Última actualización: jueves, 15 de julio de 2010 - 10:25 GMT

BP reporta nuevos atrasos en sus esfuerzos por contener el derrame

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La firma petrolera británica BP tuvo que interrumpir una prueba de presión crítica para establecer si el nuevo dispositivo instalado en el Golfo de México puede contener el derrame de crudo.

BP había iniciado la maniobra la tarde del miércoles, luego de obtener la aprobación del gobierno estadounidense, que horas antes había retrasado la operación debido a sus riesgos.

Pero una fuga en una de las mangueras conectadas al lado de válvula de contención obligó a una nueva interrupción de la prueba.

Un vocero de BP informó que las reparaciones necesarias ya estaban en proceso.

La noticia del atraso coincidió con el anuncio de que un comité del Congreso de los Estados Unidos había acordado recomendar una ley que podría impedir a BP realizar nuevas perforaciones sumbarinas en su territorio durante un período de siete años.

La propuesta Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes es que las compañías con malos antecedentes en materia de seguridad no sean elegibles para los necesarios permisos de exploración.

La iniciativa no menciona a BP por su nombre, pero afectaría a las compañías que hayan registrado 10 o más muertos durante los últimos siete años.

Y la explosión de su plataforma petrolera en el Golfo de México, en abril pasado, dejó 11 muertos.

Prueba crítica

Por lo pronto, sin embargo, la prioridad inmediata de BP es completar las pruebas de la nueva válvula de contención, instalada el pasado sábado.

¿Más malas noticias para BP?

BP admitió haber conversado con el gobierno británico sobre el regreso a Libia de Abdel Basset al-Megrahi, quien cumplió condena en el Reino Unido por hacer estallar un avión de Pan Am mientras volaba sobre Lockerbie, Escocia, en 1998.

En un comunicado emitido este jueves, BP reconoció haber expresado su preocupación por la lentitud del proceso y el impacto que esto podría tener sobre sus intereses comerciales. Pero negó haber influido sobre la decisión de liberarlo.

El miércoles, un grupo de senadores de EE.UU. solicitó una investigación sobre el rol de BP en el caso.

Durante la prueba de presión, las escotillas de la válvula se cerrarán gradualmente para reducir el flujo de crudo que se derrama, en una operación que podría durar hasta 48 horas, según el almirante retirado de la guardia costera, Thad Allen.

Si los expertos comprueban que la presión es demasiado baja, podría ser un indicio de que hay otras fugas en el pozo. Si es excesivamente alta existirá el peligro de que la presión abra grietas subterráneas por las que se escape el crudo.

El inicio de la prueba ya había sido pospuesto por temor a que el petróleo pudiera escapar por nuevas grietas.

clic Lea: BP detiene trabajos en el golfo de México

Pero Allen dijo que un análisis más en profundidad de la operación reforzó la confianza en que ésta no agravaría el derrame.

Tras conocerse el retraso en la ejecución de la prueba, las acciones de BP cerraron con una caída del 25% en la bolsa de valores de Londres, cortando el comportamiento al alza que había venido registrando desde la semana pasada y que le permitió recuperar un 30% del valor mínimo que registró en junio.

clic Lea: BP recupera valor en bolsa

Y todavía está por verse qué efectos podrían tener el aviso del nuevo atraso y el de la propuesta de ley recomendada por el comité del Congreso.

Nuestro corresponsal en la capital estadounidense, Carlos Chirinos, informó que según cifras de la Operación de Respuesta en el Golfo de México, que coordinan BP y el gobierno estadounidense, para el pasado miércoles entre 350 y 700 millones de litros de petróleo habían sido vertidos en las aguas del Golfo.

Inicio de la prueba de presión.

La operación podría durar hasta 48 horas.

En Washington, fuentes oficiales informaron a BBC Mundo que el presidente Barack Obama está al tanto de todos los detalles de la operación en el Golfo de México y no descartan que en los próximos días el mandatario pueda visitar nuevamente la zona.

El gobierno monitorea los trabajos a través del coordinador nacional para la emergencia, el almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, quien se reunió el martes con el Secretario de Energía, Steven Chu, y con la directora del Servicio Geológico, Marcia McNutt, además de con directivos de la industria petrolera.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.