Un día en honor a Nelson Mandela

Nelson Mandela y su esposa
Image caption La última vez que Mandela apareció en público fue en la final del Mundial de Sudáfrica.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 18 de julio el Día Internacional de Nelson Mandela, que se celebrará por primera vez este domingo para rendir tributo al ex presidente sudafricano.

El político, que precisamente el domingo cumplirá 92 años y que tiene una salud delicada, "representa los valores más elevados de la humanidad", afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

A través de un comunicado se destacó la "vida, fortaleza y dignidad" de Mandela que, a juicio del secretario general de la ONU, "son un ejemplo para todo el mundo".

"Mandela no contó con el respaldo del poder ni con dinero para lograr las cosas extraordinarias que consiguió para las personas de su país, y para mejorar la vida de mucha gente en el planeta. Él nos enseñó el camino, cambió el mundo y le estamos profundamente agradecidos", afirmó Ban Ki-moon.

En 2009, en un gesto poco frecuente en la ONU, los 192 países miembros acordaron declarar el día del nacimiento de Mandela como la jornada en su honor para conmemorar "su contribución a la libertad, la paz y mejorar las relaciones raciales".

Pese a que la jornada oficial en su honor será el domingo, delegaciones de los 192 países miembros de Naciones Unidas adelantaron las celebraciones a este viernes y se reunieron en la Asamblea General del organismo para rendirle homenaje.

Batalla en torno a su legado

Pero mientras a nivel internacional se celebran actos en honor a la figura del político que tras pasar 27 años en prisión lideró la lucha contra la discriminación racial en Sudáfrica, en su país los familiares y amigos de Mandela están envueltos en una batalla en torno a su legado.

Según el periodista de la BBC Farouk Chothia, los amigos y familiares de Nelson Mandela "están cada vez más involucrados en las disputas amargas por el control de su nombre debido a la riqueza política y económica que conlleva".

Chothia informó que las disputas se están produciendo a diferentes niveles. En ellas participan la familia de Mandela -que se ha casado en tres ocasiones- el gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) -partido al que dedicó la mayor parte de su vida- y las diversas fundaciones e instituciones de beneficencia que Mandela creó después de retirarse de la política en 1999.

"Es desagradable. La gente está luchando mientras él todavía está vivo", afirmó el columnista sudafricano Fred Khumalo.

Según el corresponsal de la BBC, el temor es que "persiste la sospecha de que la familia de Mandela, así como sus camaradas políticos y socios de negocios, se verán involucrados en una batalla más fuerte una vez que muera".

La historia de Madiba, como se conoce a Nelson Mandela en Sudáfrica, recuerda en este sentido a la del reconocido activista estadounidense por los derechos civiles, Martin Luther King, cuya familia sigue luchando por el control de su patrimonio más de 40 años después de su muerte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.