Grupo gay gana acreditación en la ONU

Marcha gay
Image caption La IGLHRC tiene 20 años de trabajo a favor de la comunidad homosexual.

El Consejo Económico y Social de la ONU (Ecosoc, por sus siglas en inglés) reconoció como entidad consultiva a una de las principales organizaciones de defensa de los derechos homosexuales pese a la oposición de varios países como Venezuela, China, Egipto, Pakistán y Rusia.

El Ecosoc votó a favor de una resolución de Estados Unidos que pedía conceder ese estatus a la Comisión Internacional de Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (Iglhrc, por sus siglas en inglés), la cual lo venía solicitando desde 2007 tras asegurarse el apoyo de los países occidentales.

La resolución fue aprobada con 23 votos a favor, 13 en contra y 13 abstenciones.

Entre los votos latinoamericanos favorables se contaron los de Argentina, Brasil, Chile, Guatemala, Perú y Uruguay que se unieron a los de países como Australia, Bélgica, Reino Unido y Estados Unidos.

Venezuela no apoyó la resolución al igual que naciones como China, Marruecos, Arabia Saudita y Rusia.

Jessica Stern, funcionaria del Ecosoc, dijo que el reconocimiento dado a la organización de defensa de los derechos de los gays es relevante debido a que más de 70 países tienen leyes en contra de la homosexualidad y a que "la homofobia está muy extendida en todo el mundo".

Además, sólo nueve de las más de 300 organizaciones no gubernamentales acreditadas ante la ONU representan los derechos de las comunidades gays, señaló Stern.

"Afirmación"

Antes de la votación, más de 200 organizaciones no gubernamentales de 59 países habían enviado una carta a todos los miembros de la ONU en la que apoyaban el objetivo de la Iglhrc de lograr la acreditación ante el organismo.

Image caption Más de 200 organizaciones no gubernamentales de 59 países firmaron una carta en apoyo a la IGLHRC.

En el sitio electrónico de la Iglhrc, Cary Alan Johnson, director ejecutivo del grupo, asegura que el voto positivo "es una afirmación de que las voces de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero tienen un lugar en las Naciones Unidas como parte vital de la sociedad civil".

Johnson añade que "el mensaje es que estas voces no debe ser silenciadas y que los derechos humanos no pueden negarse por motivos de orientación sexual o identidad de género".

Los opositores a que se reconociera al grupo como entidad consultiva esgrimen una serie de razones desde políticas y religiosas hasta obstáculos técnicos o legales.

El periodista de la BBC Nkem Ifejika explica que para muchos de esos países es "inapropiado" que una organización de defensa de los derechos homosexuales esté asociada con Naciones Unidas.

Ifejika agrega que "la Iglhrc ha trabajado durante dos décadas a favor de las personas que son discriminadas por su identidad sexual o de género".

Con sede en Estados Unidos, la Iglhrc tiene su oficina regional latinoamericana en Buenos Aires, desde donde lleva a cabo programas para ayudar a "cambiar leyes, actitudes y percepciones" en América Latina y el Caribe.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.