Derrame: tormenta podría hacer suspender tareas de contención

Fotografía satelital del Golfo de México.
Image caption Un alerta de tormenta está ya en vigor en las Bahamas y en gran parte de la costa de Florida.

Los trabajadores de British Petroleum (BP) en el Golfo de México dejaron de perforar un pozo de alivio y se están preparando para evacuar el lugar del derrame de petróleo, tras las advertencias de que una tormenta tropical se aproxima a la zona.

Hay una posibilidad de entre un 20% y un 30% de que los vientos de la tormenta tropical (de más de 63 kilómetros por hora), azoten el próximo martes el lugar del derrame, dijo este jueves el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Debido a que los buques que ayudan en las tareas de limpieza del derrame se desplazan muy lentamente, los planes de evacuación ya están muy avanzados.

Hasta dos semanas

Los trabajos en el nuevo pozo de alivio podrían ser suspendidos hasta por dos semanas, dijeron fuentes cercanas al operativo.

Una especie de ancla gigante que se utiliza durante las tormentas fue colocada ya en el pozo de alivio para estabilizarlo.

Image caption Los planes de evacuación ya están muy avanzados.

El almirante estadounidense Thad Allen, junto con BP, deben decidir si cierran el pozo accidentado durante la tormenta, o si lo dejan abierto y permiten que el petróleo siga derramándose en el mar.

La depresión tropical estaba este jueves sobre las Bahamas, pero se desplazaba en dirección oeste-noroeste, a 25 kilómetros por hora. Y podría convertirse en una tormenta tropical más tarde durante el día.

Una alerta de tormenta está ya en vigor en las Bahamas y en gran parte de la costa de Florida.

Antecedentes

Este derrame es considerado como el peor desastre ambiental en la historia de EE.UU.

Un total de 11 trabajadores murieron cuando la plataforma marina Deepwater Horizon estalló el pasado 20 de abril.

El derrame abarcó cerca de 1.000 kilómetros de costa a lo largo del Golfo de México y ha causado serias consecuencias a la economía de la región, que depende del turismo y la pesca.

La corresponsal de la BBC en Luisiana, Laura Trevelyan, explicó que en la zona, pese a que todavía no está permitida la pesca, los turistas están empezando a regresar a las playas del Golfo de México.

BP calcula el costo de lidiar con el desastre en más de US$3.500 millones. Ya ha pagado más de US$200 millones a 32.000 demandantes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.