Ley de inmigración de Arizona: aún sin definición judicial

Arresto de una manifestante en contra de la ley de inmigración de Arizona.
Image caption Un juzgado en Arizona inició el estudio de las demandas contra la polémica ley de inmigración.

Las audiencias judiciales acerca de las demandas contra la polémica ley de inmigración del estado de Arizona, en Estados Unidos, comenzaron el jueves con la expectativa puesta en si la jueza encargada del caso suspende la aplicación de la norma antes de su entrada en vigencia el próximo jueves.

La jueza Susan Bolton cerró en la ciudad de Phoenix, Arizona, las dos sesiones celebradas hoy sin emitir ninguna resolución.

Por la mañana comparecieron miembros de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU por sus siglas inglesas) y otras ONG que se oponen a la ley, mientras que por la tarde la jueza estudió la demanda presentada por el gobierno federal, que también ha interpuesto acciones legales para suspender la entrada en vigencia de la norma.

En el juzgado prestaron declaración la gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, y el máximo representante del Departamento de Justicia federal en ese estado.

El Departamento de Justicia sostiene que la norma, conocida con el código SB 1070, socava la política exterior estadounidense y viola la Constitución del país, ya que la ley inmigratoria es responsabilidad del gobierno federal.

Si la Casa Blanca no demuestra ante la jueza que existe un riesgo de daños irreparables, la ley entraría en vigencia el 29 de julio, mientras se realiza el juicio de fondo sobre la demanda de inconstitucionalidad.

Lea: También hay hispanos a favor de la norma de inmigración de Arizona

Arrestos

En total han sido presentadas siete demandas contra una ley que autoriza a las autoridades del estado de Arizona a solicitar documentación a quienes considerara "razonablemente sospechosos" de estar ilegalmente en suelo estadounidense.

Esta disposición es considerada por algunos como una autorización al uso de perfiles raciales, algo prohibido por las leyes estadounidenses que impiden la discriminación por raza u origen nacional.

A las afueras del edificio, varios detractores de la ley fueron arrestados por obstaculizar el paso en la vía pública con un cartel de gran tamaño en el que se leía: "No obedeceremos".

Bolton, que fue designada por el ex presidente Bill Clinton, pidió repetidamente al fiscal Edwin Kneedler que explicara de qué forma usurpa la ley del Arizona la competencia federal sobre la materia de inmigración.

"Jueza comprensiva con la ley"

Image caption La gobernadora Brewer dijo que la jueza "comprende los peligros a los que se enfrentan los habitantes de Arizona".

La gobernadora Brewer declaró que confía en que su estado gane el pleito, añadiendo que Bolton "comprende los peligros a los que hacen frente los habitantes de Arizona al dar refugio en el estado a inmigrantes ilegales".

Expertos legales consultados por BBC Mundo han asegurado que existe la posibilidad de que la jueza Bolton ordene la no aplicación de algunas partes de la ley, mientras que permita que el resto empiece a ser usado.

Eso equivaldría a autorizar a los estados a legislar en ciertos aspectos de la política migratoria, lo que daría la señal de partida para otros estados y ciudades que aspiran a establecer reglas acerca de los inmigrantes indocumentados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.