Tormenta tropical obliga a suspender labores en el derrame de crudo

Decenas de barcos trabajan en las labores de limpieza del derrame.
Image caption El paso de Bonnie podría retrasar en dos semanas las labores de sellado definitivo del pozo dañado.

Las autoridades estadounidenses ordenaron a decenas de barcos que trabajan en las aguas del Golfo de México en las labores de limpieza del vertido de petróleo de BP que regresaran a puerto ante la llegada de la tormenta tropical Bonnie, que se espera en la zona a primera hora del sábado.

El coordinador de la lucha contra el derrame de crudo, el almirante Thad Allen, dijo que, mientras la zona esté evacuada, "estamos preparados para dejar al pozo tapado".

Y añadió que "aunque estas acciones puedan retrasar los esfuerzos para arreglar el pozo dañado durante algunos días", su "máxima prioridad" es garantizar "la seguridad de las cerca de 2.000 personas que luchan contra el vertido en la zona del pozo" de BP.

Como explicó la corresponsal de la BBC en Washington Jane O’Brien, la orden de abandonar la zona "afecta a la plataforma de perforación del pozo de alivio y a otros buques utilizados para contener el derrame".

Añadió que "los ingenieros confían en que la cúpula que colocaron la semana pasada (con la que lograron tapar el derrame) se mantenga a pesar de algunas fugas menores".

Lea: BP todavía no canta victoria

En base a los resultados de las pruebas de presión realizadas recientemente, los expertos creen que no será peligroso mantenerlo cerrado durante algunos días.

Segunda tormenta

Bonnie podría retrasar las labores para el sellado definitivo del pozo dañado hasta dos semanas.

Image caption Bonnie llegaría a primera hora del sábado al Golfo de México. (Imagen cortesía del NCH de EE.UU.)

La explosión de la plataforma Deepwater Horizon el pasado 20 de abril provocó el vertido de petróleo, que se ha convertido en el mayor desastre ecológico en la historia de EE.UU.. Según los expertos, entre 35.000 y 60.000 barriles de crudo estuvieron derramándose al mar diariamente durante casi tres meses.

Bonnie es la segunda tormenta tropical de la temporada en el Atlántico, después de Alex, que también obligó a dejar amarrados a puerto, aunque sólo durante algunas horas, los barcos que trabajan en la contención del derrame.

Lea también: Huracán Alex toca tierra en México

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, (NHC por sus siglas en inglés), la tormenta, que se inició como depresión tropical en las Bahamas, avanza con vientos sostenidos de 65 kms/hora.

Bonnie ha causado ya inundaciones en Puerto Rico, República Dominicana y Haití, y según el NHC podría llegar al Golfo en las primeras horas del sábado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.