Francia: madre reconoce haber asfixiado a ocho bebés

Dominique Cottrez
Image caption Cottrez enfrenta cargos de homicidio voluntario de menores de 15 años.

Una mujer reconoció este jueves haber asfixiado a ocho bebés suyos recién nacidos en el norte de Francia, dijeron las autoridades, en uno de los peores casos de infanticidio en la historia reciente del país.

La mujer, Dominique Cottrez, una enfermera de 45 años, enfrenta cargos de homicidio voluntario de menores de 15 años, con una pena posible de cadena perpetua, informó este jueves el fiscal de la comuna de Douai a cargo del caso.

El fiscal, Eric Vaillain, dijo a la prensa que la mujer explicó "que no quería más hijos y que no quería ver a un médico para (que le recetara) un medio anticonceptivo".

Lea: Francia: descubren los cuerpos de ocho recién nacidos

La mujer fue detenida el martes junto a su marido, Pierre-Marie Cottrez, después que los restos de los bebés fueran encontrados en dos casas de la familia en Villers-au-Tertre, un pequeño pueblo de unos 620 habitantes.

El hombre fue dejado en libertad este jueves, a pesar de que la fiscalía solicitó que fuera procesado por omisión de denuncia y ocultación de cadáveres.

"Salía muy poco"

Durante los interrogatorios, la mujer reconoció haber ahogado a sus bebés después de su nacimiento pero aseguró que su marido desconocía los crímenes e incluso sus embarazos.

Image caption Los restos estaban enterrados dentro de bolsas de nailon.

La acusada dijo a los investigadores que era "perfectamente" consciente de sus embarazos y que tuvo problemas en su primer parto "debido a su corpulencia", pero se negaba a ver a un médico, relató Vaillain.

La pareja tiene dos hijas veinteañeras que a su vez les han dado nietos, según el testimonio de vecinos.

El caso ha sacudido a Francia y ha sorprendido a los habitantes de Villers-au-Tertre, donde aseguran que la pareja parecía llevar una vida relativamente normal.

El alcalde del pueblo, Patrick Mercier, dijo a la prensa que el hombre es miembro del consejo municipal en su tercer mandato, alguien "respetable", mientras la mujer "salía muy poco" y "participaba poco en la vida de la comuna".

"Fuera de las normas"

El horror comenzó a destaparse el sábado, cuando los nuevos habitantes de una casa que había pertenecido a los padres de la mujer inculpada descubrieron restos de dos bebés en el jardín, cuando iban a plantar un árbol.

Los restos estaban enterrados dentro de bolsas de nailon.

La policía, alertada del hallazgo, utilizó perros entrenados para realizar una búsqueda minuciosa en esa casa y en el domicilio de la mujer procesada, donde encontraron otros seis cadáveres de bebés.

El fiscal dijo que se trata de "un caso fuera de las normas, dada la cantidad de recién nacidos".

En tiempos recientes, Francia ha conocido otros casos de infanticidio múltiple, aunque en ninguno de ellos con ocho víctimas.

En 1984 una pareja fue condenada en el departamento de la Corrèze, al sur de París, a cinco y ocho años de prisión por haber ahogado y enterrado a siete recién nacidos.

Más recientemente, una mujer confesó en marzo que mató a seis hijos recién nacidos y escondió sus cuerpos en una bodega de su casa en el noroeste de Francia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.