Irán dice que Lula está "desinformado" en el caso de la condena por adulterio

Sakineh Mohammadi Ashtiani
Image caption Irán dice que Lula da Silva no tiene suficiente información sobre el caso.

"El presidente da Silva tiene una personalidad muy emotiva y humana, pero probablemente no tiene suficiente información sobre el caso".

Con esas palabras respondió el ministerio de Relaciones Exteriores de Irán a la propuesta del mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, de concederle asilo a Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer condenada a muerte en ese país por el delito de adulterio.

El portavoz del ministerio, Ramin Mehmanparast, explicó que según la ley iraní la mujer, de 43 años, había cometido un crimen.

También dijo que su gobierno podía proporcionarle más información al presidente brasileño "para que entienda mejor el caso".

Lula había hecho un llamado público a su homólogo iraní, Mahmoud Ahmadinejad, a permitirle a Brasil "concederle asilo a esta mujer", el fin de semana pasado.

Lea también: Lula ofrece asilar a iraní condenada por adulterio

Relación especial

Ashtiani está encarcelada en Irán desde mayo de 2006, después de que un tribunal de la provincia de Azerbaiyán Occidental la declarara culpable de mantener "relaciones ilícitas" con dos hombres, después de la muerte de su marido.

Inicialmente, la mujer fue castigada con 99 latigazos. Pero en septiembre de ese año otro tribunal reabrió el caso y condenó a la mujer a muerte por el delito de adulterio, por hechos supuestamente ocurridos antes del fallecimiento de su esposo.

El caso provocó protestas por parte de la comunidad internacional y las organizaciones que defienden los derechos humanos.

Image caption Los gobiernos de Irán y Brasil han mantenido una relación cercana.

Pero, hasta el momento, la única concesión de las autoridades iraníes ha sido la de comprometerse a considerar "penas que sustituyan a la lapidación", como por ejemplo, el ahorcamiento.

Lea también: Irán "revisa" sentencia a muerte por lapidación

El pasado fin de semana, sin embargo, la solicitud del presidente brasileño le dio una nueva dimensión al caso.

La solicitud fue celebrada por organismos defensores de los derechos humanos, pero criticada por los sectores más conservadores de Irán por considerarlas una intromisión en los asuntos internos del país.

Los gobiernos de Irán y Brasil mantienen una relación muy cercana. Y el presidente brasileño se ha opuesto públicamente a las nuevas sanciones contra Teherán por su programa nuclear.

Si esto será suficiente para evitar la ejecución de Ashtinai, sin embargo, es algo que todavía no se puede asegurar.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.