"El sufrimiento humano es real"

Sofía Hernández
Image caption La trabajadora social Sofía Hernández conoce la experiencia de las colonias de primera mano.

"Es un problema abrumador", así describe Sofía Hernández, directora de desarrollo económico de la oficina del juez del Condado de Hidalgo, la situación en que viven cientos de miles de personas en las colonias del sur de Texas.

Nadie mejor que Hernández para contar sobre la forma de vida en estos barrios pobres del valle del Río Bravo. En una de esas casas humildes vivió junto a su madre y sus ocho hermanos cuando era una adolescente.

"El sufrimiento humano allí es real, como también los desafíos que enfrentan estas personas en su diario vivir", exclamó la experta en desarrollo comunitario.

"No es fácil", agregó la estadounidense de origen mexicano. "La vida del día a día no es fácil. Siempre hay algo que anda mal. O son las tuberías del agua que están tapadas o la casa no está terminada de construir, o es que se inunda la casa cuando llueve".

La oportunidad

La hoy funcionaria del gobierno local tenía 16 años cuando su madre vio la oportunidad de tener su propia vivienda y adquirir un terreno en una colonia situada en una zona rural cercana a la ciudad Río Grande.

"Yo estaba terminando en la secundaria. Mi mamá era una madre soltera, sin crédito ni ingresos, y su única oportunidad de tener una casa era una de estas propiedades y así fue que terminó comprando un pedazo de tierra y empezó a construir en ella", añadió Hernández quien se graduó de la Universidad de Texas en Austin.

Más de dos décadas después, su familia aún no ha terminado de construir la vivienda.

"Era tan duro, y yo no fui la que más sufrió de mis hermanos porque poco después me fui a la universidad. No teníamos espacio, éramos nueve hermanos y mi madre en una casita con dos habitaciones", recordó.

El desafío

Hernández asegura que debido a su propia experiencia sabe que es "un reto difícil" para las autoridades locales encontrar una solución que mejore las condiciones de vida de los residentes de estas comunidades.

Image caption Las familias viven en condiciones limitadas.

"Incluso, si se logra resolver el problema de (la falta de) infraestructura, entonces surge el próximo desafío que es mejorar las condiciones de las viviendas para asegurarse de que tengan estructuras sólidas”, agregó.

Muchas de las familias que residen en las colonias, en su mayoría trabajadores agrícolas y de la construcción, van edificando las casuchas poco a poco con los escasos recursos disponibles.

Esa es una de las razones por las que, a pesar de las limitadas condiciones en que viven, se mantienen arraigados a sus maltrechos hogares.

"Mi mamá dice que ese es su hogar. Ella construyó esa casa y es muy difícil sacarla de ese ambiente. Lo que me dice es que lo que desea es arreglar la cocina, o el techo, o el piso", explicó Hernández.

Pero las estructuras de las viviendas de las colonias padecen de múltiples problemas en términos de tener la apropiada seguridad ya que son construidas por los propietarios en vez de ingenieros.

Hernández asegura que "no hay soluciones rápidas" para las colonias, pero insiste en que tanto el condado como el gobierno del estado de Texas y el gobierno federal hacen lo que pueden por los residentes de las colonias.

Pero la solución a juicio de la funcionaria, es que "los residentes trabajen junto a los funcionarios gubernamentales para encontrar soluciones".

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.