Senado de EE.UU. confirma a Kagan en Corte Suprema

Elena Kagan, nueva jueza de la Corte Suprema de Justicia de EE.UU.
Image caption Kagan es ahora la tercera mujer en una corte con nueve magistrados.

El Senado de Estados Unidos aprobó este jueves la nominación de Elena Kagan como jueza de la Corte Suprema, la máxima instancia judicial del país que decide sobre temas constitucionales y cuestiones polémicas como el aborto y la pena de muerte.

Con el nombramiento de Kagan ahora suman tres las mujeres que forman parte del tribunal de nueve magistrados, el mayor porcentaje en la historia estadounidense.

No se espera que altere el equilibrio ideológico del tribunal, que durante años ha tenido una mayoría de cinco jueces conservadores.

En Chicago el presidente estadoundiense Barack Obama reaccionó con beneplácito ante la confirmación de Kagan en la cámara alta.

"Y también me siento orgulloso del precedente histórico que hemos sentado con su nombramiento. Durante casi dos siglos no hubo una sola mujer en la corte más alta de nuestra nación. Cuando Elena tome su asiento en ese estrado, por primera vez en nuestra historia habrá tres mujeres", señaló Obama.

Cuando el Tribunal Supremo reanude sus sesiones en octubre, Kagan, de 50 años, se sumará a las juezas Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor, la primera latina y también nombrada por Obama a la Corte Suprema y confirmada en 2009.

Lea: Kagan enfrenta la "farsa" de las confirmaciones

Aprobación demorada

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, explica que la aprobación de Kagan como magistrada de la corte tomó más tiempo del que hubiera deseado la mayoría demócrata, aunque sin embargo no sufrió el temido bloqueo del Partido Republicano.

Chirinos destaca que pese al polarizado debate en torno a la "carga ideológica liberal" que los conservadores aseguraron que Kagan llevaría a la Corte Suprema, la votación a su favor fue más alta de lo que algunos habían pronosticado.

"Algunos analistas dicen que esas divisiones serán cada vez más evidentes en la polarizada sociedad estadounidense y advierten que los tiempos en el que los jueces gozaban del respeto y el apoyo unánime puede haber desaparecido para siempre", informa nuestro corresponsal.

El nombramiento de los jueces de la Corte Suprema estadounidense es vitalicio.

A través de la historia algunos de ellos han logrado influir de forma decisiva sobre el rumbo del país, un hecho que siempre genera recelo entre los legisladores a la hora de confirmar su nombramiento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.