Dora la Exploradora cumple diez años

Dora la Exploradora (Foto: cortesía Nickelodeon)
Image caption Dora, el personaje central de la serie de dibujos animados, cumple 10 años este agosto.

Dora la Exploradora, la heroína hispana de dibujos animados que ha enseñado a millones de niños a hablar el español en Estados Unidos, está de cumpleaños.

A pesar de que eternamente será una niña de siete años, el personaje central de la popular serie de dibujos animados de la cadena de televisión infantil por cable Nickelodeon cumple diez años este agosto.

Mientras que la empresa que le dio vida festeja el aniversario, expertos en el área de la comunicación revisan la enorme influencia que ha ejercido el personaje durante la década de su existencia mediática. Millones de niños, tanto en EE.UU. como en América Latina, se identifican con la figura de Dora Márquez.

Es tan preponderante su idiosincrasia latina que una figura de Dora fue utilizada por activistas hispanos poco después de que fuera promulgada la controversial ley SB 1070 de Arizona que criminaliza la inmigración de indocumentados.

Una imagen suya retocada que circuló por internet la mostraba con un ojo amoratado en una foto de archivo policial y varias páginas de la red publicaron historias satíricas en las que se describía la captura de Dora por parte de las autoridades de inmigración.

Papel principal

La serie, originalmente en inglés, se estrenó dentro del bloque Nick Jr. del canal cuya programación está dirigida a niños en edad pre-escolar el 14 de agosto de 2000. Tras su debut, la niña trigueña se convirtió en el primer personaje latino animado de la televisión en un papel principal.

A pesar de que Dora ha sido blanco de críticas de quienes insisten que es un estereotipo del niño hispano, su presencia en la televisión infantil ha sido elogiada por expertos en comunicación latina en EE.UU.

"(El personaje) sirve su propósito", aseguró a BBC Mundo Chon Noriega, director del Centro de Investigación sobre Estudios Chicanos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

"Es un programa educativo para niños pequeños", señaló el catedrático universitario. "El hecho de haber introducido un personaje latino que no es negativo es de por sí un paso importante".

Noriega admitió que el personaje de Dora es un estereotipo de una niña latina.

"Pero eso no tiene nada de malo", afirmó el experto en cine y televisión. "Ella ha sido una figura muy popular que ha tenido un impacto significativo".

Añadió que antes del inicio de la serie infantil "uno tenía muy pocas imágenes positivas de personajes latinos o muchas negativas".

"¿Por qué no se puede contar la historia de cómo alguien pequeño aprende a comprender la realidad de la vida, alguien que sea una niña y además bilingüe y que salga de la comunidad latina?", se preguntó Noriega.

Carácter educativo

Image caption Dora se vio envuelta en el debate político entorno a la inmigración ilegal.

Uno de los principales objetivos del popular programa infantil es la enseñanza amena de elementos del idioma inglés a los niños de habla hispana, pero su intención también es compartir el español con los televidentes estadounidenses.

Dora es una niña latina de siete años que, junto a su amigo Botas, de cinco, emprende en cada episodio un viaje en el que se propone buscar algo que perdió o ayudar a Botas a cumplir con alguna misión.

La niña les pide a los televidentes que la ayuden a buscar el camino determinado por el mapa y ayudar a pasar las dificultades en el camino.

Noriega resaltó el carácter educativo del programa y descartó que el personaje tenga que reflejar la realidad de los niños hispanos en EE.UU.

"Es muy difícil encontrar dibujos animados infantiles que actualmente reflejen la vida de ningún grupo", consideró el profesor de UCLA.

Añadió que "en primera instancia (la serie) sirve una función pedagógica, no busca hacer una exploración profunda de ninguna parte de nuestra sociedad".

Mundo tropical

La serie "Dora la Exploradora" fue creada por Chris Gifford, Valerie Walsh y Eric Weiner Valdés como una obra de teatro a lo largo.

Las aventuras de la niña, cuya voz es rendida por la actriz Caitlin Sánchez, tienen lugar en un imaginario mundo tropical lleno de junglas, playas y bosques tropicales.

Dora logró su enorme popularidad entre los niños pequeños estadounidenses poco después de empezarse a transmitir la serie. La notoriedad no sólo se hizo evidente en la audiencia del programa de televisión. También existen los libros, videos, juegos, muñecos y hasta ropa de vestir que llevan la imagen de la Dora y que han rendido miles de millones de dólares en ventas.

"Durante los últimos 10 años, Dora la Exploradora ha sido un pionero, un símbolo de la autonomía, la diversidad y la educación", dijo Brown Johnson, presidente de animación de Nickelodeon.

"Ella ha capturado los corazones de millones de fanáticos alrededor del mundo y seguirá inspirando y entreteniendo a niños en edad preescolar durante muchos años por venir", agregó el ejecutivo de la cadena de TV.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.