Pakistán: 20 millones de víctimas por inundaciones

Niños se preparan a celebrar el día de la independencia
Image caption El gobierno afirma que los damnificados ya suman 20 millones.

El primer ministro pakistaní, Yusuf Raza Guilani, dijo este sábado que los afectados por las inundaciones ya suman 20 millones, seis millones más que lo estimado previamente por Naciones Unidas.

"A pesar de nuestros esfuerzos todavía hay afectados a los que no hemos podido llegar", reconoció además Guilani.

"Pero no vamos a dejar ninguna piedra sin levantar", prometió durante un discurso pronunciado en ocasión del 63 aniversario de la independencia de Pakistán.

El primer ministro admitió sin embargo que la crisis no podía ser atendida sólo por el gobierno y le pidió a toda la nación que les "ayudara a ayudar" a los millones de víctimas.

Lea también: Hambre y desesperación en Pakistán

Respuesta lenta

Guilani se refirió además las críticas por la lentitud de la respuesta de la comunidad internacional ante la emergencia, que ya se han empezado a hacer oír entre algunos de los miembros del gabinete de gobierno.

"No creo que (la comunidad internacional) haya abandonado a Pakistán", dijo.

Más temprano el enviado de Pakistán ante la ONU, Zamir Akram, le había dicho a la BBC que la inmensidad de la devastación apenas estaba empezando a ser reconocida y que, hasta el momento, la ayuda había sido insuficiente.

"El mundo está empezando a entender mejor la gravedad de la situación (...) y la respuesta está creciendo", dijo sin embargo el primer ministro durante su intervención, en la que se confirmó la cancelación de las festividades oficiales por la independencia.

Lea también: Advierten que sin ayuda habrá más muertos

Confirmado un caso de cólera

El miércoles pasado, Naciones Unidas hizo un llamado para recaudar US$459 millones en ayuda de emergencia, pero advirtió que en el largo plazo serían necesarios miles de millones de dólares.

Image caption Naciones Unidas ya confirmó un caso de cólera.

Y el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, tiene previsto viajar a Pakistán durante el fin de semana.

A su llegada se encontrará con un país donde la situación en muchas zonas sigue siendo desesperada.

También se espera que el nivel del agua aumente todavía más en la región del río Indus, especialmente en las provincias de Punjab y Sindh.

Naciones Unidas ya confirmó además un caso de cólera en el pueblo de Mingora, en el valle de Swat, y le está brindando tratamiento contra la enfermedad a al menos unas 36.000 personas que presentan diarrea severa.

"No estamos sugiriendo que todos los que tienen diarrea están enfermos de cólera", explicó Maurizio Giuliano, de la oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU.

"Pero el cólera es un gran motivo de preocupación y por eso estamos aumentando nuestros esfuerzos", agregó.

Fiesta triste

El sombrío panorama explica por qué el gobierno pakistaní decidió cancelar la mayor parte de las celebraciones oficiales por el Día de la Independencia.

Y según el corresponsal de la BBC en Islamabad, Mike Wooldridge, la capital paquistaní amaneció inusual mente silenciosa.

"El día empezó con una jornada de oraciones en las mezquitas", dijo Wooldbridge..

"A penas había unos pocos conductores ondeando en sus autos la bandera nacional", relató.

Y en lugar de presidir sobre los habituales desfiles militares con los que se conmemora la efeméride, el presidente Asif Ali Zardari ocupará el día para visita las provincias de Khyber Pakhtunkhwa y Punjab.

Zardari había sido objeto de duras críticas por no haber cancelado una gira por Europa a pesar de las inundaciones.

Lea también: Críticas al presidente Zardari por la gestión de las inundaciones

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.