Irán inaugura su primer reactor nuclear

Central Nuclar de Irán
Image caption Rusia suministrará el combustible y se llevará los desechos nucleares de la central.

Irán inauguró este sábado su primera central nuclear, lo que Teherán considera es un paso clave para producir su propia energía nuclear.

A la ceremonia acudieron autoridades iraníes y de Rusia, responsable de la construcción de la planta.

Los ingenieros comenzaron la operación para cargar combustible en la central de Bushehr, en el sur del país. Se espera que la operación se extienda hasta mediados de septiembre y que la planta esté operativa en octubre o noviembre.

La planta será operada por Irán y Rusia, que suministrará combustible y se llevará los desechos nucleares.

La mayoría de los analistas creen que esto significa que existe escaso peligro de que la planta pueda ser utilizada para fabricar armas nucleares.

Lea: Rusia pondrá en marcha planta nuclear iraní

La inauguración del reactor culmina con un proyecto que comenzó hace 35 años y que ha estado plagado de retrasos.

Y su puesta en funcionamiento coloca a Irán como el primer país de Medio Oriente en tener un funcionamiento un reactor nuclear para la generación de energía.

Están previstas celebraciones en todo el país por la inauguración del reactor en Bushehr.

Temor en Occidente

El programa de enriquecimiento de uranio de Irán ha provocado que Irán sea objeto de cuatro rondas de sanciones de Naciones Unidas y de otros organismos internacionales como la Unión Europea.

Lea: Sanciones europeas incrementan presión sobre Irán

Occidente teme que Teherán oculte tras estas acciones la creación de un arma nuclear, pero Irán insiste en que sus planes son producir energía con fines exclusivamente pacíficos.

El corresponsal de la BBC Jon Leyne aseguró que para las autoridades iraníes la apertura de la central de Bushehr es vista como una victoria de la República Islámica frente a sus enemigos.

Pero para el profesor Ali Ansari, un experto en Irán de la Universidad de St Andrews, en Escocia, es probable que Teherán esté exagerando la importancia de la puesta en marcha de esta central.

"Los retrasos (en su construcción) han hecho que el modelo de la planta de energía sea muy antiguo y que la contribución a la red nacional sea muy pequeña", afirmó.

Energía en un mes

El combustible de uranio que utilizará el reactor de Bushehr tiene un nivel de enriquecimiento muy inferior al necesario para crear un arma nuclear.

Las armas de uranio deben estar enriquecidas en más del 90% frente al 3,5% del uranio que se producirá en esta planta.

Pese a que el combustible de la planta será suministrado por Rusia, Irán ya está produciendo su propio uranio enriquecido para combustible.

Además, ha iniciado un programa piloto de enriquecimiento de uranio al 20% que el gobierno iraní dice necesitar para un reactor de investigación médica y que ha provocado la alarma en Occidente y en Israel.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.