Australia: ¿Elecciones sin vencedores?

Image caption De camino a la mesa de votación en Sidney.

Ni el gobernante partido Laborista de la primer ministro Julia Gillard, ni la coalición opositora encabezada por Tony Abbott, parecen haber conseguido los 76 escaños que les habría asegurado una mayoría parlamentaria durante las elecciones de este domingo en Australia.

Cifras preliminares brindadas por la cadena ABC Australia sugieren que los laboristas se quedarán con 72 de los 150 escaños de la cámara baja del Parlamento, y la coalición de oposición con 73.

El resto de las diputaciones se las repartirían cuatro candidatos independientes y un representante del Partido Verde.

Abbott dijo que el resultado era una clara indicación de que la actual Primer Ministro no tenía el apoyo de la mayoría y por lo tanto había perdido su legitimidad.

Pero Gillard se declaró dispuesta a "seguir luchando".

"Parlamento colgado"

De confirmarse los resultados, esta será la primera vez desde 1940 en que unas elecciones parlamentarias en Australia dan como resultado un Parlamento sin mayoría absoluta, o hung parliament.

Y todo parece indicar que la llave para poder formar un nuevo gobierno estará en manos de un reducido grupo de parlamentarios.

Image caption Ninguno de los candidatos parece haber conseguido una mayoría.

Según el corresponsal de la BBC en Sydney, Nick Bryant, estos intentarán obtener el mejor trato posible en las intensas negociaciones con las que tanto Gillard como Abbott buscarán formar un gobierno de coalición.

Por lo pronto, Gillard le advirtió a sus seguidores que podrían pasar días antes de conocer los resultados finales.

"El pueblo ya habló pero va a hacer falta algo más de tiempo antes de poder saber exactamente qué fue lo que dijo", declaró la Primer Ministro durante un mitín celebrado en Melbourne.

"Lo que sabemos es que habrán varios (diputados) independientes en la Casa de Representantes que jugaran un papel en la formación del próximo gobierno de Australia".

Mientras, en Sidney, Abbott dijo: "Esta es una noche para estar orgullosos de nuestros logros, de satisfacción por los Buenos resultados que hemos obtenido, pero también para reflexionar sobre la magnitud de la tarea que tenemos por delante".

El líder la oposición dijo que iba a tratar de formar un nuevo gobierno y advirtió que el Partido Laborista no sería "capaz de gobernar efectivamente como una minoría".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.