ONU analiza seguridad de su personal tras amenaza del Talibán en Pakistán

Niño afectado por las inundaciones en Pakistán
Image caption Unos 17 millones de paquistaníes han sido afectados por las inundaciones.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) analiza las medidas de seguridad para su personal de asistencia, horas después de que un alto funcionario de Estados Unidos advirtiera que el Talibán planea atacar a los extranjeros que participan en las labores de ayuda a las víctimas de las inundaciones en Pakistán.

"De acuerdo con la información a disposición del gobierno, el grupo Tehrik-e Taleban tiene planes para realizar atentados contra los extranjeros que participen en las labores de auxilio", le dijo un funcionario estadounidense a la BBC bajo condición de anonimato.

La fuente agregó que este grupo insurgente de origen paquistaní, asociado al Talibán, también podría estar orquestando ataques cuyo blanco podrían ser ministros federales y provinciales de Pakistán.

La advertencia se produce en momentos en que miles de personas abandonan sus hogares en las áreas costeras del sur del país, a medida que las inundaciones llegan desde el norte.

Un portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) le dijo a la BBC que las labores de ayuda humanitaria en las provincias de Khyber-Pakhtunkhwa y Baluchistán ya se comenzaban a ver afectadas por preocupaciones en torno a la seguridad.

"Esta amenaza significa que que, o tenemos que reducir la escala de la operación -lo que quiere decir que tendremos menos acceso a los afectados- o tomar más medidas de mitigación para reducir el riesgo a la seguridad, lo cual implica destinar más recursos", indicó Ahmed Farah Shadoul.

"Esto definitivamente retrasará la operación de ayuda humanitaria en ciertas áreas", agregó.

Según cifras de Naciones Unidas, cerca de 1.600 personas han muerto por causa del fenómeno climático. Además hay 17 millones de damnificados y unas 1,2 millones de viviendas han sido destruidas.

Lea también: ¿A quién le importa Pakistán?

Ataques con un objetivo claro

El corresponsal de la BBC en Washington, James Reynolds, comentó tras las declaraciones del alto funcionario que se trata de la primera vez que Estados Unidos advierte sobre ataques específicamente vinculados con las inundaciones en Pakistán.

Image caption Los militares estadounidenses dicen que no se han visto amenazados en las últimas semanas.

Aún se ignora la repercusión que tendrá esta preocupación en la participación de Washington en las tareas de ayuda en suelo paquistaní.

Los trabajadores han comenzado la limpieza en momentos en que el nivel de las aguas comienza a bajar en el norte del país.

Naciones Unidas ha solicitado más helicópteros para llegar a unos 800.000 pobladores que se encuentran aislados.

Sin embargo, unas 200.000 personas han sido evacuadas en la región de Thatta, en la provincia de Sindh, en el sur de Pakistán, donde decenas de aldeas están sumergidas.

Lea también: Choque cultural para las mujeres

Pueblos evacuadas

Previamente, el general estadounidense Michael Nagata indicó que sus fuerzas no se han visto amenazadas en las tres semanas que han estado operando en Pakistán.

Nagata agregó que la flota de 19 helicópteros estadounidenses ha ayudado a salvar las vidas de más de 6.000 personas.

Según declaraciones citadas por la agencia de noticias AFP, el general estadounidense también elogió el comportamiento de los militares paquistaníes: "Han hecho una labor altamente efectiva en proporcionar a nuestras fuerzas protección y seguridad".

Estados Unidos figura en la lista de países occidentales que han enviado asistencia a Pakistán. Además de personal, ha donado US$150 millones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.