Última actualización: sábado, 28 de agosto de 2010 - 14:43 GMT

La "ola hispana" que trajo Katrina

Cartel de una taquería en una calle de Nueva Orleans

La Oficina del Censo de EE.UU. estima que la población hispana en el área de Nueva Orleans aumentó un 2,2%.

Nadie aporta cifras, pero en Nueva Orleans todos tienen la sensación de que después de Katrina hay más gente de origen latinoamericano que nunca antes en la ciudad.

Los lugareños tambien notan que son "otros" latinoamericanos, distintos a la centenaria colonia de inmigrantes de Honduras, los de Nicaragua, Colombia o los también muy conocidos que han venido del Caribe.

Esta era posterior a Katrina trajo a muchos mexicanos, y en menor medida, a brasileños. Todos trabajadores de la construcción atraídos por un mercado ávido de mano de obra para ayudar a levantar la ciudad que quedó arrasada por las aguas.

Donde antes las líneas raciales separaban a blancos y negros, ahora los latinos se han colado como un tercer grupo en el mapa étnico redefinido en los cinco años posteriores a la tragedia.

clic Vea la galería de imágenes de la presencia latina en Nueva Orleans

Más visibles

Aunque las autoridades locales aseguran no tener cifras precisas, la Oficina del Censo de Estados Unidos estima que la población hispana en el área de Nueva Orleans ha pasado de ser un 4.5% antes de Katrina a un 6.6% actualmente.

Darlene Kattan, directora de la Cámara de Comercio Hispana

Desde Katrina (...) hay una explosión de negocios hispanos de todo tipo en todas partes de la ciudad y de orígenes de países que jamás habíamos tenido en Nueva Orleans

En gran parte del aumento se debe a las oleadas de trabajadores latinos especializados en la construcción venidos de otras partes del país, junto al descenso de los grupos de ciudadanos blancos y negros en la composición racial de la ciudad.

Algunos dicen que no es que haya más latinos, sino que se han hecho más visibles que antes, algo que se nota en las calles donde proliferan carteles en español y sobre todo anuncios de restaurantes de comida latinoamericana.

"Desde Katrina tenemos más negocios hispanos, incluso hay una explosión de negocios hispanos de todo tipo en todas partes de la ciudad y de orígenes de países que jamás habíamos tenido en Nueva Orleans", aseguró a BBC Mundo, Darlene Kattan, directora de la Cámara de Comercio Hispana de Luisiana.

Ciudad chocolate

Las desconfianzas fueron alimentadas desde la alta jearquía política local, cuando en enero del 2006, el entonces alcalde Ray Nagin dijo esperar que la ciudad volviera a ser de mayoría afroamericana "como Dios quiere que sea" y pidió evitar que la ciudad fuera "inundada por trabajadores mexicanos".

Aunque Nagin se disculpó luego por esos comentarios, sus palabras expresaban la frustración de muchos afroamericanos, sobre todo en las zonas más pobres de la ciudad, que sentían que la oleada de inmigrantes les quitaban fuentes de empleo y reducían los salarios.

Kattan acepta que la "avalancha mexicana" puede haber generado tensiones con la población local, pero asegura que todos los días recibe solicitudes de empresas estadounidenses que buscan empleados hispanos, por "su excelente ética de trabajo".

"Lo importante es que a pesar de las tensiones se están creando relaciones buenas entre las comunidades minoritarias (…) Vamos juntos al consejo de la ciudad para pedir más justicia y más beneficios para programas para minorías" explicó.

clic En fotos: Katrina: un recorrido por el Noveno Distrito de Nueva Orleans

Punto de encuentro latino

Eduardo Abdo.

El hondureño Eduardo Abdo regenta un restaurante de comida latina en un barrio de Nueva Orleans.

"Aquí yo no veo ningún problema en cuanto a lo racial", aseguró a BBC Mundo, Eduardo Abdo, un hondureño residenciado en Nueva Orleans desde 1989 y que maneja un restaurante llamado "Los Latinos", en la zona de Kenner, una de las mayor presencia hispana.

Treinta y cinco días despúes de Katrina, Abdo pudo reabrir su negocio que había quedado en ruinas y reconoce que se benefició del impulso reconstructor que cundió en la zona, donde incluso abrieron nuevos comercios

Ahora "Los Latinos" es un punto de encuentro, porque aunque la cocina sea hondureña, acuden a comer allí latinoamericanos de varias partes y asegura que "también vienen anglosajones casados con latinas y muchos afroamericanos".

En general, entre la comunidad hispana que lleva más tiempo residenciada en la ciudad y pese a que algunos reconozcan que hubo desconfianzas al principio, existe una sensación de agradecimiento con los nuevos inmigrantes que vinieron para la reconstrucción.

"Queremos agradecer el sacrificio y el trabajo de los latinos que vinieron a reconstruir nuestras casas, ladrillo por ladrillo nos entregaron una ciudad nueva", dijo Darlene Kattan que asegura, que lo que llama el "renacimiento de Nueva Orleans", se debe en buena medida al trabajo de los inmigrantes.

Acompañe a Carlos Chirinos en este regreso a Nueva Orleans. Puede seguir su recorrido a través de su cuenta en Twitter y leyendo este diario de viaje.

También los invitamos a que envíen sus preguntas, dudas o comentarios a nuestro enviado especial. Para hacerlo utilice el formulario que se encuentra a continuación.

PARTICIPE

* Campos obligatorios

Total: 0

Los datos provistos no serán utilizados para enviar mensajes no solicitados, ni tampoco serán entregados a terceros. Su información personal sólo se utilizará para fines administrativos.


BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.