Pakistán: otra ciudad inundada al sur del país

Vista aérea de Sujawal inundada, al sur de Pakistán
Image caption Sujawal, una ciudad de 250.000 habitantes, se encuentra totalmente sumergida bajo el agua.

En Pakistán las inundaciones continúan con su ritmo demoledor: Sujawal una ciudad de 250.000 habitantes fue totalmente sumergida por el agua que lleva más de un mes asolando el país, mientras los lugareños se esfuerzan en hacer todo lo posible por salvar la vecina población de Thatta.

Las autoridades afirman que las carreteras que conectan con Thatta, una gran ciudad a 70 kilómetros al oeste de Karachi y centro logístico del reparto y distribución de ayuda humanitaria, también se encuentran inundadas.

Miles de habitantes de Thatta están tratando por todos los medios de reconstruir los diques que contengan las aguas del río Indo, culpable de la inundación de Sujawal.

Pero el agua sigue avanzando de forma constante hacia la ciudad que aún no ha sido abandonada.

En fotos: Un mes de tragedia

Apoyo básico

Las agencias de ayuda humanitaria cada vez tienen más dificultades para ofrecer apoyo y recursos básicos, mientras se intesifica el riesgo de la propagación de enfermedades.

Nadie sabe a ciencia cierta cuántas personas han sido desplazadas por el agua hasta el momento.

Image caption Las inundaciones -que durán más de un mes- están afectando seriamente al sur del país.

Una de las estimaciones habla de ocho millones de personas que se vieron obligados a dejar sus casas y se encuentran en necesidad de ayuda urgente.

Lea: "¿A quién le importa Pakistán?

Según informa la corresponsal de la BBC en la zona, Jill McGivering, uno de los principales problemas es, irónicamente, el acceso a agua potable.

Apenas una de cada diez personas sería capaz de encontrar agua limpia.

Las ONGs y los distintos dispositivos humanitarios enviados a la zona están viendo como resultado un incremento masivo de casos de diarrea, especialmente entre los niños.

La falta de condiciones sanitarias adecuadas y la situación de hacinamiento favorecen que las enfermedades se propaguen rápidamente.

Cuatro semanas después de que las lluvias comenzaran la crisis humanitaria sigue haciéndose cada vez más grande.

Y en el terreno, la cantidad de ayuda disponible está muy lejos de alcanzar las necesidades básicas, afirma McGivering.

Reconstrucción inmediata

Image caption La ayuda que ha llegado hasta ahora a la zona sigue siendo insuficiente.

Por otro lado la organización de ayuda humanitaria Oxfam advirtió que los trabajos de reconstrucción en Pakistán deben iniciarse de inmediato para evitar que el desastre causado por las inundaciones de las últimas semanas se convierta en una catástrofe a largo plazo.

Según Oxfam, se necesitarán miles de millones de dólares para empezar a reconstruir de manera inmediata escuelas, carreteras, puentes y hospitales.

La organización aseguró en un comunicado que la ayuda no está funcionando como debería.

Lea: Oxfam: Pakistán no puede seguir esperando

Al llamado de alerta de Oxfam se suma el realizado por Naciones Unidas, que advirtió que decenas de miles de niños están en riesgo de morir o sufrir desnutrición.

Las inundaciones en Pakistán han causado en un mes más de 1.600 muertos.

Según la ONU, 17 millones de personas han sido afectadas por la crecida de las aguas y unos 1,2 millones de viviendas han sido destruidas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.