Portugal: hallan culpables a procesados por escándalo de pederastia

Uno de los acusados, Carlos Cruz, llegando al tribunal
Image caption El proceso se extendió durante seis años.

La justicia de Portugal consideró "probados" los cargos de abusos sexuales contra menores que pesaban sobre los siete acusados en el proceso de la Casa Pía, el más largo de la historia del país, y ahora se está a la espera de que se dicte sentencia.

Entre los enjuiciados figuran un ex embajador, Jorge Ritto, y un presentador de la televisión portuguesa, Carlos Cruz, quienes abusaron sexualmente de niños internados en la Casa Pía, un orfanato público que acogía a menores marginados o huérfanos.

El ex chofer de esa institución, Carlos Silvino, fue hallado culpable de 55 delitos.

El escándalo estalló en noviembre de 2002 a raíz de las declaraciones de un ex alumno, de nombre Joel.

Los cargos contra los siete acusados van desde abusos sexuales contra 32 niños y lenocinio hasta uso indebido de caudales públicos de la institución.

Casos desconocidos

Los pormenores del caso conmocionaron a la opinión pública con denuncias como violaciones en celdas oscuras y reclusiones durante la década de los años 90.

El proceso, que cuenta con 273 volúmenes con 66.000 páginas, incluyó los testimonios de 800 testigos.

Uno de esos testigos, Pedro Namora, aseguró que hay muchos casos desconocidos de otros menores que fueron víctimas de abusos sexuales "Hay un ejército de gente destrozada", enfatizó.

Uno de los abogados de las víctimas le dijo a la BBC que uno los niños sufrió abusos de tal magnitud que a sus 23 años de edad sufre de incontinencia.

La corresponsal de la BBC en Lisboa Sarah Rainsford manifiesta que aunque hay muchas víctimas que no se han atrevido a hablar, la sentencia significará un alivio para los 32 jóvenes que sí denunciaron los hechos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.