España: ¿qué es ETA?

Miembros de ETA
Image caption Los primeros atentados de ETA comenzaron en la década de los años sesenta.

Euskadi Ta Askatasuna (ETA), cuyo nombre significa Patria Vasca y Libertad, nació el 31 de julio de 1959 como un movimiento estudiantil de resistencia opuesto al gobierno militar del general Francisco Franco y alternativo al Partido Nacionalista Vasco.

Durante más de tres décadas, ETA ha llevado a cabo una campaña armada, que ha costado la vida a más de 800 personas, con el objetivo de lograr la independencia de las siete regiones en el norte de España y el suroeste de Francia, que según sus fundadores deberían formar un País Vasco escindido de España.

Sus primeros atentados comenzaron en la década de los '60 y se centraron particularmente en miembros del Ejército o de la Guardia Civil.

El 20 de diciembre de 1973, ETA mató al entonces presidente del gobierno español, almirante Luis Carrero Blanco, a quien muchos consideraban el heredero natural de Franco.

El País Vasco fue testigo de una de las resistencias más tenaces contra el gobierno militar de Franco, durante cuyo mandato la lengua vasca estuvo prohibida y multitud de intelectuales y políticos nacionalistas fueron encarcelados.

Su muerte, en 1975, cambió completamente la situación. En el marco de la transición hacia la democracia, surgió un gobierno autonómico para la región.

Autonomía sin independencia

Image caption Durante más de tres décadas, ETA ha llevado a cabo una campaña armada.

Pero, a pesar de que el País Vasco goza de una autonomía mucho mayor que la de cualquier otra región de España -cuenta con su propio Parlamento, policía, controla la educación y cobra sus propios impuestos- ETA y sus seguidores más radicales mantuvieron su lucha armada por el logro de una independencia total.

En noviembre de 1974, se produjo la primera escisión interna en el grupo. Nacieron ETA Político militar y ETA militar que propugnaban posiciones distintas respecto al uso de la violencia, más selectivo en el primer caso que en el segundo.

El 15 de octubre de 1977, el Gobierno español aprobó una amnistía general de la que se beneficiaron decenas de presos de ETA y en septiembre de 1982, ETA político militar anunció su desaparición.

Sin embargo, ETA militar reafirmó su compromiso con las solución armada para conseguir un País Vasco independiente y añadió a la lista de sus víctimas políticos, periodistas e intelectuales de la izquierda española.

Tiempos cambiantes

Image caption Los miembros de Ejército y de la Guardia Civil han sido objetivo de los atentados de ETA.

El secuestro y asesinato a manos de ETA en 1997 de Miguel Ángel Blanco, concejal de 29 años del entonces gobernante Partido Popular, provocó un cambio radical en la opinión pública.

El grupo exigió como prerrequisito para la liberación de Blanco el regreso al País Vasco de 460 prisioneros que cumplían su condena en distintas cárceles de España.

El gobierno no aceptó la demanda y Blanco fue ejecutado con dos disparos en la cabeza.

Horrorizados con la muerte del concejal, más de seis millones de personas en toda España salieron a las calles para exigir a la organización armada el fin de la violencia.

La masiva movilización pública fue comparada con las marchas en pos de la democracia que se llevaron a cabo hacia el final del régimen de Franco, y de forma inesperada, algunos simpatizantes de la ETA condenaron públicamente el asesinato de Blanco.

Ceses el fuego

Al año siguiente, el grupo radical armado decidió hacer un alto el fuego indefinido.

Sin embargo éste llegó a su fin oficialmente en diciembre de 1999 cuando el gobierno rechazó discutir con ETA la independencia del País Vasco.

Image caption El gobierno de España insiste en que la derrota policial es el único futuro que espera a la organización.

El gobierno español siempre dijo que no entablaría conversaciones con el grupo separatista armado hasta que éste no renuncie a la violencia.

En mayo de 2005, el Parlamento respaldó la propuesta del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), para abrir negociaciones de paz con la ETA, bajo la condición de que abandonara definitivamente las armas.

Un año más tarde, en marzo de 2006, ETA declaró un cese el fuego permanente, que finalizaría nueve meses más tarde con la explosión de un coche bomba en el aeropuerto de Madrid, que causó la muerte de dos ecuatorianos.

La ETA de hoy cuenta con redes logísticas en España y Francia. Las autoridades españolas creen que los miembros activos, a los que se les paga para matar y que trabajan en células de alrededor de cuatro personas, podría incluir unos 30 integrantes.

El sistema judicial español ha ilegalizado diferentes organizaciones que supuestamente han actuado como brazo político de ETA (Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, Batasuna, entre otros).

A pesar de la ofensiva policial que en los últimos años ha puesto en jaque a la cúpula de la banda, su capacidad de atentar demuestra que aunque debilitada, ETA consigue regenerarse una y otra vez.

Después del fracaso de la tregua de 2006 y de dos anuncios de cese el fuego, el gobierno de España insiste en que la derrota policial es el único futuro que espera a la organización.

Corrección septiembre 8 de 2010: debido a un error de traducción, la cita original del comunicado de ETA decía "no efectuaremos acciones armadas", cuando en realidad el término original utilizado fue por ETA "acciones armadas ofensivas".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.