Cancelan la quema del Corán

El pastor que organizaba el acto de quema de textos del Corán en Florida dijo este jueves que suspende la protesta, a cambio de que se cancele el centro islámico planeado cerca de la Zona Cero de Nueva York.

Image caption Jones suspendió la quema de textos del Corán.

Terry Jones dijo que se reunirá en los próximos días con los promotores del polémico proyecto del centro islámico en Nueva York.

"El imán acordó trasladar la mezquita. Hemos acordado cancelar nuestro evento del sábado", señaló Jones a periodistas frente a su iglesia.

A su lado se encontraba Mohammed Musri, el director de la Sociedad Islámica de Florida Central.

Musri señaló a periodistas que había contactado con Feisal Abdul Rauf, el líder espiritual que coordina el proyecto del centro islámico en Nueva York, para ver la posibilidad de reubicar la sede del proyecto.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, informó que la decisión del Pastor Jones se produjo después de que recibiera una llamada del secretario de Defensa, Robert Gates, en la que le pidió "reconsiderar" la iniciativa de quemar ejemplares del Corán.

En la mañana el presidente Barack Obama había también pedido a Jones que se abstuviera de una acción que consideraba que traería consecuencias a las tropas estadounidenses destacadas en países musulmanes.

Chirinos aclara que pese a la presión de altos funcionarios y la condena internacional, el gobierno estadounidense no estaba en capacidad legal de impedir que el evento se llevara a cabo porque estaba protegido por la Primera Enmienda de la Constitución que garantiza una casi total libertad de expresión.

Desmentido

por otro lado, representantes del centro islámico neoyorquino desmintieron que habían acordado con Jones trasladar la sede a otro sitio.

Image caption La advertencia de Petraeus elevó el perfil de la polémica.

Uno de los líderes del proyecto del centro islámico en Nueva York, Sharif el-Gamal, señaló a través de un comunicado al cual accedió BBC Mundo que eran falsos los informes de que se había acordado trasladar las planeadas instalaciones a otro sitio.

"Es falso que el centro comunitario conocido como Park51 en el bajo Manhattan vaya a ser trasladado. El proyecto procederá como está planificado. Lo que se está reportando en los medios es falso".

Antes de su anuncio el secretario de Defensa, Robert Gates, contactó este jueves a Jones para pedirle que desistiera de quemar los textos del Corán debido al peligro para sus tropas en el exterior, según un comunicado del Pentágono.

El general David Petraeus, comandante de la OTAN en Afganistán, había advertido antes del peligro que correrían las tropas de la alianza en caso de que se llevase a cabo la quema, mientras que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que "sería una bonanza para el reclutamiento de al-Qaeda".

Obama se unió este jueves a la condena de los planes de la pequeña congregación religiosa del estado de Florida de quemar textos del Corán para conmemorar los ataques del 11 de septiembre de 2001 (11-S).

Rechazo mundial

El programado evento ocupó los titulares de los principales medios de comunicación, además de motivar el rechazo de altos funcionarios y clérigos de diferentes nacionalidades y credos, y airadas protestas en el mundo musulmán.

A pesar de ello, Terry Jones, pastor del Dove World Outreach Center, una iglesia evangélica de escasos 50 miembros en la ciudad de Gainesville, sostuvo en un principio que mantenía la intención de hacer una hoguera con ejemplares del libro sagrado del Islam para -según él- enviar un mensaje a los musulmanes radicales.

Entretanto se conoció que el magnate de bienes raíces, Donald Trump, le hizo una oferta de compra a uno de los integrantes de la sociedad a la que pertenece el lugar donde se edificaría el centro islámico de Nueva York.

En una carta dada a conocer por su publicista, el magnate le señaló a Hisham Elzanaty que compraría su parte del edificio en el bajo Manhattan con un plus de 25% sobre el precio que había pagado.

En la misiva señaló que realizó la oferta porque "esto pondrá fin a una situación muy seria y altamente polémica que en mi opinión sólo tiende a empeorar".

Trump agregó que la oferta era condicional y dependía de que un nuevo local para el centro islámico se construya a por lo menos cinco cuadras más de distancia de la Zona Cero de Nueva York de su actual ubicación.

Participe: ¿Quemar símbolos?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.