Filipinas podría iniciar acción legal por mortal operativo de rescate de rehenes

Policías filipinos rodean el autobús secuestrado.
Image caption El operativo de rescate fue transmitido en vivo por la televisión.

El gobierno de Filipinas está considerando la posibilidad de presentar cargos criminales contra al menos diez personas vinculadas al operativo de rescate de un autobús secuestrado en Manila el mes pasado.

Ocho turistas provenientes de Hong Kong perdieron la vida durante la acción de varias horas de duración, que fue transmitida en vivo por varios canales de televisión y estaciones de radio.

Rolando Mendoza, un ex inspector de policía que exigía volver a su trabajo, secuestró el autobús con visitantes chinos el 23 de agosto y también murió durante el operativo.

Lea también: Concluyó secuestro de autobús de turistas en Filipinas

El manejo de la situación fue duramente criticada tanto en China como en Filipinas, y las autoridades reconocieron públicamente no haber estado a la altura de los acontecimientos.

Después de una investigación, la ministra de Justicia Leila de Lima decidió recomendar el inicio de procesos legales contra varios oficiales, agentes de la policía y hasta algunos de los periodistas que cubrieron el incidente.

Incompetencia

La funcionaria no dio mayores detalles sobre la identidad de los posibles acusados, pero explicó que la recomendación se había basado "en la evaluación de lo que se hizo, lo que no se hizo, los lapsos, la negligencia y la incompetencia" de los involucrados.

De Lima también adelantó que la pesquisa indicaba que los rehenes muertos habían fallecido a manos del secuestrador y no como consecuencia de disparos de la policía, como se había especulado.

Los resultados finales de la investigación se harán públicos el viernes.

Lea también: Protestan en Hong Kong por muerte de rehenes

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.